Día: 28 septiembre, 2016

Señor Li

En el parque he visto al señor Li haciendo la grulla debajo de los azulejos rojos. Ha levantado muy lentamente la pierna izquierda y ha extendido el brazo derecho. Justo en ese momento se han encendido las tres fuentes, el agua saltando hacia arriba impulsada por su magia.

El gato negro y blanco se ha asomado a través del seto con su cara gorda y recelosa, como si estuviera pensando, “no me lo trago, Li”, los bigotes rezumando desconfianza.

Desde el suelo, el chico fotógrafo capturaba gotas de agua, flores, luz verde tamizada, alas de pato agitadas, la cara del gato, los azulejos rojos.

El señor Li ha abrazado la luna y luego, con admiración, ha sujetado el mundo.

(Cuaderno de DM)