Camino de las moras

Me gustaba ir al camino de las moras para encontrarme contigo.
De la zona de robles y zarzas salía un aire fresco y húmedo,los perros bajaban a bañarse al riachuelo y la gente, con bolsas, escarbaba entre las ramas.

Una mañana, dentro del hueco de un fresno encontré un búho perfectamente encajado, parecía parte del árbol, como si estuviera tallado en su madera. Fui a contártelo al camino de las moras. Muchas otras cosas he ido a contarte, que estaba triste o alegre, que me iba bien o mal, que había hecho lo que tú me aconsejaste o más bien todo lo contrario. Siempre me escuchabas en silencio y sin juzgar. Te notaba en la brisa, en el olor a tierra húmeda, en el cielo, en el silencio.

Pero hace tiempo que ya no estás. He vuelto muchas veces y sí, están los árboles, algunos enfermos, roídos por un parásito, están los montes, imponentes como siempre en su belleza verde y gris, el suelo amarillo después del largo verano, las moscas atontadas y zumbonas, pequeñas mariposas blancas, los cuervos con su pesado graznido, las urracas, los mirlos y un petirrojo descarado que siempre sale a saludar.

Ahora sí que te has ido definitivamente o he sido yo la que me he ido de ti. Tal vez si paso otra vez por el camino de las moras, por el lugar exacto donde estabas escuchando y te hablo como hacía antes, volverás. No me gusta nada que te mueras dos veces.

(Cuaderno de DM)

Anuncios

59 comentarios en “Camino de las moras

  1. Evocas la nostalgia de un momento que se desvanece, de dentro de tí aflora una parte nueva que aboga por salir, tal vez no sea que morirá dos veces, si no que renazca en otra forma. Me atrae este vislumbre que muestras. Feliz Domingo

  2. Ese camino de las moras os pertenece, es un lugar de encuentro más que de tránsito, en él todo gira ante vosotros hasta el punto de explicaros, incluso más allá de la muerte.

  3. A qué huelen los recuerdos cuando al presente los traemos. Nunca sé si regresar, porque no sé con qué momento me quedo.
    Podría soportar volver a perderte de nuevo, pues ya sabre el camino de volver a tenerte
    Un beso de frutas

      1. ¿Y cómo escribo una lágrima, un recuerdo, una brisa en el alma, una sonrisa del pasado…? ¿Cómo te cuento que yo también hablo al aire para que lleguen mis palabras a los que se marcharon y ellos me contestan? No hay palabras para contar todo eso, solo es posible sentirlo 😉

      2. Lo he estado oyendo en la radio esta mañana pero algo no debe de ir muy bien cuando le han puesto el día.
        Felicidades para ti también 🙂

  4. Ohhhh, Paloma, y, además, un camino de moras … es vuestro lugar, sigue estando ¿cómo no?
    No es necesario el ‘título de comentarista’ para decirte que es precioso.
    Gracias.
    🙂

    Un beso.
    🙂

  5. Lo leí anoche…Triste, hermoso, maravilloso, melancólico, evocador…Hay personas que se van para siempre y nos dejan muy desamparados, descolocados…Claro que la primera parte del texto, y primera impresión que tuve, es que esa conversación al aire, o a las moras, podría interpretarse como una especie de rezo o plegaria (odio ambas palabras, mejor dicho, ni me gustan ni me siento cómodo), o sea, como una especie de oración hacia un ser superior, hacia un D…(la otra que no nombraré), ya sabes, un anhelo espiritual. Dejémoslo en hablar, que no me parece mal, incluso hacia uno mismo, o su subconsciente, o el cosmos, la vida, el karma, el destino, la suerte…Podría pasar por eso, aunque después parece focalizarse en una persona perdida y añorada. Lo que me fastidia un poco, puñetera, es que nos dejas, o me dejas, eso es lo que me importa, con las dudas, las preguntas, la indefinición de qué querrás estar transmitiendo o evocando, o a quién, o cúanto de realidad, experiencia o invención hay en ello. A mí no se me escapa, y ya sé que contestándome tampoco irás más allá…

    1. La verdad, y hoy no estoy mintiendo, es que el camino de las moras existe y es muy parecido a como lo describo. Me refiero a alguien que quería y que ya no está. Por alguna razón sentía su presencia en ese sitio hasta que dejé de sentirla, tal vez porque me fui olvidando . Y me da rabia olvidarme, de ahí viene.
      Más o menos esa es la explicación.

      1. Gracias por la explicación. Más que ese punto del “mentir”, que tampoco nombré y que sólo tú sabrás en general el %, me preguntaba cúanto de invención podría haber. Saludos moreros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s