Destino: Marte

Dice el Toni que odia el mundo y a todos sus habitantes. Tal cual. Y todo porque ayer salió a dar una vuelta y se topó con una carrera popular, la de las mujeres que corren. Como el domingo pasado también se encontró con otra, la de los científicos que corren y huyendo de la de los científicos corredores,  cayó presa del perrotón, la de los que corren con sus perros, está muy desesperado. Que no hay salida, se pone. Que no le ve el fin ni la solución a este mundo absurdo.

Y una vez dichas estas exageradas palabras se puso a consultar el calendario de carreras populares para desesperarse todavía más. Es algo que le gusta hacer bastante, lo de desesperarse, me refiero. Lo malo no es que se desespere él solo, lo malo es que quiere que yo también participe y que me indigne con él. Por eso se pasó buena parte de la tarde de domingo leyéndome en voz alta, con gran exaltación de ánimo, los numerosos motivos por los que la gente se echa a correr por las calles con la insana intención de que yo también me deprimiera.

Escucha y alucina, me declamaba tan panchamente tumbado en el sofá, porque el Toni para desesperarse prefiere la horizontal: corre por el niño, corre por la solidaridad, corre por los mayores, corre por la diabetes, corre por Mercamadrid, corre por los emprendedores, corre para salvar el pinar de la Elipa.

Con esa retahíla de carreras leídas en un tono tétrico ya estaba yo a punto de coger el sueño, me hallaba en esos momentos tan apacibles de entrecerrado de ojos cuando un grito desgarrador me colocó de nuevo en el  presente continuo. Esto no puede ser verdad, esta iniciativa tiene que provenir de una mente muy degenerada, ¡la carrera de Papá Noel!, la inscripción incluye chaqueta, gorro, pantalón, cinturón , barba, saco de Papá Noel con regalos y avituallamiento en meta. Por  favor, por favor, Eva, dime que esto no es verdad, que se trata de un mal sueño.

Le iba a decir que sí, que se trataba claramente de una pesadilla para así poder echarme la siesta en paz pero la Noemi  intervino muy inoportunamente.

Ay, cómo mola esa, lo mismo me apunto , pero mira a ver si antes hay alguna de zombis, la careta de muerta vivienta ya la tengo del año pasado así que… Anda, pero si también hay una para los que no corren, a esa os podéis apuntar vosotros, es súper divertida, se tiran pintura por la cabeza y cosas así durante todo el trayecto y casi no tenéis que correr, un poco sí, pero no mucho,para eso es la carrera de los que no corren, ¿a que tiene gracia?

No puedo más, este mundo me supera, ¿para cuándo es la próxima expedición a Marte? En el 2020, no queda tanto, solo tengo que resistir un poco más, el planeta es feo pero está desierto, no habrá gente echándose tontamente a correr por sus tierras rojas, no habrá megafonías ni líneas de meta, no habrá atascos de entrada a Marte, no habrá, ahí está la clave de la felicidad, en todo lo que no habrá. El vacío, la nada, a eso es a lo que aspiro.

Entonces, ¿os apuntáis a la de los que no corren, sí o no? Sois de un soso…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

51 comentarios en “Destino: Marte

  1. Lo malo es que este mundo sea absurdo por cien mil millones de cosas más, aparte de las carreras. Me lo parece especialmente cuando veo el patético circo político, o cuando veo por desgracia el sinsentido de las guerras, que si tal facción se hace con el control de tal ciudad y bla bla bla. Quizá sí es absurdo, quizá últimamente aún se ha vuelto más, y quizá a mí se me cruza esa idea con más frecuencia y claridad, las tres cosas a la vez. Pero tu ejemplo, más divertido, es perfectamente ilustrativo. Cúantas carreras. Más que en la universidad. Si existe algún tipo de catálogo debe ser alucinante mirarlo. O programa, habrá sido lo que ha leído el Toni en la horizontal depresiva con escapatoria marciana. Algo así como ponerse a leer los records Guinness. En Marte habrá carreras algún día. Por el oxígeno, por las mejores patatas de Matt Damon o por lo que sea…

    1. Sí, desde luego hay absurdos mucho peores, los que has mencionado entre ellos y por esos sí que dan ganas de emigrar a otro planeta o de desparecer.
      ¿ Corre por las mejores patatas de Matt Damon?, jajaja.

      1. Ah, claro, ahora ya lo pillo. No he visto la película pero conozco el argumento, una especie de naúfrago pero en vez de en isla desierta en planeta desierto. Aunque lo de las patatas…

  2. En mi ciudad tambien hay una carrera de zombies, la del año pasado fue muy especial porque se juntó con la carrera del sindicato de emfermeras y pude ver como los zombies huian de las hermosas estudiantes de enfermería que se empeñaban en saner las heridas de los muertos vivientes.
    Una advertencia a Tony:
    ¿Cuenta con alguna habilidad util en el clima frio desertico del planeta rojo?
    No le valla a pasar como a los primeros colonos en America, que repentinamente decubrieron que el trigo no crecia en la nieve y qué los zapateros no son tan cotizados en los puestos de avanzada.

  3. No sé qué manía le entró a la gente de correr, sería muchísimo mejor limpiar de basura de los cauces de los ríos, limpiar los montes para que no ardan, plantar huertos… La verdad es que no entiendo tanto esfuerzo inútil, además siempre vuelven al lugar de partida, eso si, más sudados.

    1. Sobre todo más sudados 🙂
      En serio, el deporte me parece bien y que la gente corra si le gusta, también, pero esta proliferación de carreras populares me huele a negocio.

  4. Ay, Paloma! Que igual en Marte acaba pasando lo mismo. Si es que eso de correr por todo ya es una obsesión. Estoy por apuntarme a esa de los que no corren para nada 😉 😉
    Besetes, mi niña.

    1. Me has pillado, soy un poco criticona. Aunque no soy yo, es el Toni.
      En realidad, no critico las carreras pero sí su exceso. En Madrid hay una cada domingo y a veces hasta más de una.

  5. Jjjj..¡hala! Ya me has vuelto a dibujar una sonrisa en mi cara….tengo una pregunta…¿en marte habra internet para poder seguir poniendo entradas en tu blog? Si la respuesta es no ….entonces……NO TE VAYASSSSSSS A MARTE, POR FAVOR….. Las carreras son parte de la moda…en 10 años igual esta otra vez de moda echarse la siesta y recobramos la cordura

    1. Mira qué maja es la Nona 🙂
      Si yo no me voy, si acaso se irá el Toni (es como tu Manolo, más o menos)
      Pero si desaparece la siesta entonces sí que me voy yo también.

  6. Hay carreras en todas partes y solicitud de dinero para causas diversas. La que más me llamó la atención últimamente, fue que tomé un avión para visitar a mi hijo. En el avión anunciaron que los fondos de todas las bebidas ALCOHOLICAS que vendieran en el vuelo, el 100% lo donarían a la investigación sobre el cáncer del seno. Me pregunté: Y no es el alcohol un cancerígeno? Cosas veredes… Llaman todos los días colectando dinero. Las carreras creo que es lo menos que me molesta, igual hacen mucho tránsito. Dile al Tony que me apunto.

    1. Sí que es un poco contradictorio lo que cuentas, solo faltaría que fuera con el dinero del tabaco.
      Las carreras lo malo que tienen es el lío que arman en el único día de la semana en el que podría haber un poco de paz. Y que hay muchas, no sé, es una moda, a todos les ha dado por correr y correr.

      1. Yo no corro, me canso… Colaboro de otra manera, pero no compro alcohol. Correr no es malo, es saludable, pero eso de formar bulla cuando los demás seres humanos descansan es una total desconsideración. A Marte me voy!!!

  7. 😀 😀 😀 😀 Creo que eso de correr por cualquier cosa es mal endémico de las ciudades. Cortan las calles durante horas domingo sí, domingo también. En los pueblos eso no ocurre, la prisa de lo cotidiano no alcanza y no hace falta correr. En ocasiones, cuando me paseo por un parque cercano a casa con mi perrita y no dejan de pasar corredores que se entrenan para la próxima carrera, le pregunto a Kala: «¿Tú sabes adónde van? ¿Los persigue alguien? ¿Persiguen algo?» Ella me mira seria y responde: «¡Guau!» Entonces yo lo entiendo todo y me quedo más tranquila. Hace poco me dijo que a Marte, de momento, aún no ha llegado esta moda 😉

  8. Fomentar el espíritu gregario, siempre por causas justas y también por idioteces, es un fin en sí mismo y nadie, excepto el Toni, puede estar en contra.
    ¿Está usted contra el machismo? ¿Sí? Pues el domingo a correr contra el machismo.
    Pues no, señor, que para eso prefiero volver a misa como se hacía antes y rezar por ellos. Aunque, no sé, a la vista de la Historia Sagrada, no se yo si también Dios se libraba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s