Planes de puente

A la Esme no le gustan los puentes cuando ella no los tiene, es que es muy envidiosa la mujer y muy rabiosa, también. Es mi amiga y no está bien que la critique blog mediante pero es que se ha puesto hecha una furia esta mañana y todo porque le he preguntado con toda mi buena intención qué planes tenía para estos días festivos.

La preguntita no puede ser más tonta pero, vamos, si quieres te la contesto y despejo tu duda agónica. Plan A: comprar comida con la que nutrir a mis entes hijos, adecentar mi morada  y mejor no sigo porque te puedo sumir en un tedio vital tan profundo que te va a ser imposible salir de él.

Bueno, Esme, le he dicho por animarla básicamente, pero si tienes un plan A es que también tienes uno B y seguramente será mucho mejor que el A.

Sí, claro, tengo un B, es este: disfrazarme de payasa diabólica y rodear el Congreso, ¿te apuntas conmigo?, me ilusiona bastante. Pero primero tengo que ir al Ahorra Más, de eso sí que no me libro, ¿y si voy ya directamente con el disfraz para ir metiéndome en el papel? Puede que haga eso ¿No te quieres venir , verdad? Lo noto en tu cara reacia, eres una sosa sin remedio, vete al pueblo con el Toni y ponte morada de huesos de santo y de buñuelos, anda, guapa. Y descansa por mí que yo tengo que trabajar el lunes y también el martes porque este negocio es así, los días de fiesta son los que más caja hago dando de beber a los sedientos que se pasean ociosos por aquí con sus proles jalogüinescas.

Qué pereza me da la vida a veces, hoy es a veces. Así que no sé para qué me preguntas. Y como me descuide tendré que dar de alta en la seguridad social a la máquina de los helados y luego se me rebelará porque tiene conexión wifi, es de eso tan raro que llaman el internet de las cosas,  y perpetrará un ataque zombie sin mi consentimiento. Todo ocurre sin mi consentimiento, ¿te crees que iba yo a estar aquí, de este quiosco prisionera, si fuera con mi consentimiento?, ¿te crees que iba yo a malgastar mis días en los pasillos de un cutre supermercado si fuera con mi consentimiento, te crees que iba yo a recorrerme la línea 4 de metro de punta a punta si fuera con mi consentimiento, te crees que iba yo a haber nacido para tenerme que morir?

Jamía, qué melodramática, pues como todos en eso del nacer y el morir y vaya parrafada que me ha largado, ahora me baila en la cabeza la palabra consentimiento y  todo por preguntar, por simple cortesía, que qué iba a hacer el puente, si con que me hubiera dicho,” pues nada, Eva, lo de siempre”, hubiera sido más que suficiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

58 comentarios en “Planes de puente

  1. Jaloguinescas? Jajajajaja. Eso viene de Halloween?? Jamás lo había oído.
    La Esme es una quejica y una caprichosa. ¿Qué ha sido de los Alfa Centauri????
    Feliz findeeeeeeeee!!!!! 😛
    Besos, chulapa.

  2. Jajaja, jamás lo habías oído porque se lo ha inventado la Esme y no te metas con ella o en cuanto aterricen los de Alfa Centauri te los manda para Viena.
    Gracias por el ¡¡¡Feliz esoooooo!!!
    Besazos, guapisísima.

  3. Hay que tener cuidado con lo que se pregunta, que después te pueden contestar ;-). La falta de consentimiento irrita mucho. Si pudiéramos mandar un poco más en todo (en los hijos y que compraran ellos, en los horarios de los kioscos, en las máquinas expendedoras, y hasta en nosotros mismos para prohibirnos los días esos de pereza vital, entre otros de los molestos) todo sería más sencillo… o no, vete a saber…

  4. “Me encanta que los planes salgan bien”, decia George Peppard (alias “Hannibal” en “El Equipo A”); puede que haya hasta un plan C, por letras que no quede.

  5. Hoy es a veces…. jo me ha encantado esa frase.
    Realmente es el primer verso de un poema… Dicen que el primer verso te lo regalan los dioses, el resto los tienes que trabajar tú. Este te lo ha dado Esme.
    Ahí tienes la semilla de un poema, hazla crecer como tú sabes…

    Un abrazo y feliz puente…

    1. Ni se me había ocurrido que la frase pudiera ser buena pero si te gusta a ti…
      Está bien eso de que el primer verso te lo regalan los dioses y a veces es verdad porque surge como de un fogonazo o especie de iluminación. Lo difícil viene luego.
      Besos, Manuel, pásalo muy bien.

      1. Como te iba diciendo (lo pongo en este post porque cuadra más 🙂 )… Un amigo mio trabaja en la cárcel y sabe que me gusta la poesía. Hace unos días vio escrito en la pared de una celda un grafiti con un poema… le gustó tanto que lo copio y me lo mandó. Va a juego con el tema de “a veces”. Espero que te guste. ( a quien seguro que le gustaría es a tu abuelo con su sabiduría de poemas cortos). Y dice así:

        A veces llueve y te quiero.
        A veces sale el sol y te quiero.
        La cárcel es a veces.
        Siempre te quiero.

      2. Es precioso. Sencillo, de los que más me gustan.
        Tienes razón, el “a veces” puede dar mucho juego, es tu visión poética la que lo sabe detectar.
        Gracias por mandármelo!!

  6. Envidiosa y rabiosa. Humana…
    Blog mediante.
    Hoy es a veces.
    Nutrir a sus entes hijos.
    A veces hay que puentear la vida -los que pueden o cuando se pueda-. Puentear emociones, situaciones. Sin que salten chispas, y a veces si saltan, mejor. Puentear con comentarios.

  7. Jajaja, eso te pasa por preguntona …
    Y, además, por hacerle preguntas sin su consentimiento … jajaja …
    No conocía a Esme, parece maja ¿no?
    Yo sí tengo puente, creo que le voy a caer mal … no sé …

    Un beso, Paloma.

  8. “¿Te crees que iba yo a haber nacido para tenerme que morir?” Me ha encantao.
    Qué carácter tiene la Esme… Por cierto, si el plan de rodear el congreso vestidas de payasa sigue en pie, me apunto (si consiente Esme, claro).

  9. Esta chica está como un cencerro.

    A ver qué crío se atreve a pedirle caramelos o chocolatinas, ¡los espanta seguro!

    Un besito (parece que desaparezco pero aquí sigo, más calladita que nunca)

      1. Gracias, esta mala cabeza mía, que no acabo de remontar y ver el final a esta racha tan complicada.
        Sabes que me encanta leerte y me sacas una sonrisa.
        Seguiré ahí en mi huequito, disfrutando contigo.
        Gracias mil.
        Un besito

  10. Pobre Esme, es una incomprendida. Es una mujer nitroglicerina, de esas que van viviendo sin pena ni gloria mientras nadie la somete a movimientos bruscos del pensar, pero en cuanto la pinchan, explota. ¡Y vaya cómo explota! 😉
    Muy bonita la palabra jalogüinescas, he tenido que procesarla durante un momento antes de comprender su significado 😀 😀 😀 ¡Eres la caña jugando con el lenguaje!

  11. Suele decirse: “Si no quieres oír mentiras, no preguntes.” Pero es que a la Esme no le basta, cuando está de mal temple, si no te echa por encima toda su lava existencial con tu consentimiento, claro. Volcánica que es ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s