En la ciudad turbia…

Vaya diíta de Reyes que me dieron ayer entre el Toni y la Noemi. El Toni se pasó toda la mañana diciendo la siguiente frase misteriosa, “en la ciudad turbia…” y luego se quedaba en suspenso como los tres puntos. Y la Noe acorralándome por las esquinas del piso para quejarse del regalo del Toni: un libro.

Ya hay que tener mala idea, se me pone, si sabe que yo no leo y  menudo tochaco, si es más ancho que largo y además, mira, se titula “Los detectives salvajes”, me he creído que era de misterio pero he empezado a leer y, la verdad, no me entero de nada, pero si está lleno de haches intercaladas, ¿le habrá puesto tique regalo? Es que no me atrevo a preguntárselo porque como es tan así, tan raro, lo mismo se mosquea, pregúntale tú.

En la ciudad turbia…, me responde el Toni dando vueltas sin rumbo alrededor de la mesa. Toni, que la Noe quiere saber si puede cambiar el libro por otra cosa, ¿has guardado el tique? Ah, sí, aquí está, ayer comprábamos y mañana descompraremos y volveremos a comprar en un círculo sin fin,  así nos olvidamos de nuestra mortal condición y de nuestro sinsentido,  pobre lince ibérico,  en la ciudad turbia los…

Pero, ¿de qué lince hablas?, ¿en la ciudad turbia los que…?, ay, madre, qué cansino estás. A ver, Noe, toma, ya lo puedes cambiar. Pero otra vez la Noe me acorrala en una esquina, “joer, que mira lo que pone aquí, “Casa del Libro”, o sea, claramente solo lo puedo cambiar por otro libro, eso va con segundas, quiere que lea o ,peor todavía, lo quiere leer él y por eso me lo ha comprado. Porque tu regalo ha sido otro libro y además de poesía, no me llames malpensada pero todo encaja.

Y así, entre frases suspensivas y acorralamientos me tuvieron toda la mañana. Por la tarde el Toni salió a orearse por las calles de la ciudad turbia, me supongo, pero no le sentó bien la vuelta. Que qué asco de calles llenas de familias con bolsas, que ocupaban todas las aceras y no le dejaban pasar y que qué absurdo ese  ir y venir con esos cargamentos de paquetes y que qué pena el lince ibérico al borde de la extinción por nuestros hábitos desaforados de consumo.

Pues el consumo es bueno, salta la Noe, porque yo trabajo en una tienda y si la gente no comprara me moriría de hambre, que lo sepas, Antonio. Y se morirían de hambre también muchos otros más, todos nos moriríamos de hambre y también el lince ibérico de las narices. Un libro a mí, eso sí que es turbio y no la ciudad esa de la que hablas, igual si lo ponemos debajo de la pata de la mesa deja de cojear, voy a probar, no vale, es demasiado gordo.

Y entonces va el Toni y termina su siniestra frase: en la ciudad turbia… en la ciudad turbia, bajo un cielo desestrellado, los depredadores compran y compran ajenos a la catástrofe.

A ver si va a ser un profeta de  los chungos, me dice la Noe con cara de susto volviéndome a acorralar en una esquina, de los que predican de lo malo y todo eso,  me da miedo, ¿y si le lanzo el libro a la cabeza? Allá va, es por autodefensa de las dos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

34 comentarios en “En la ciudad turbia…

  1. A mí no me suelen gustar los regalos comprados, excepto los libros, mira tú, dile a la Noe que me pase el vale si acaso. Los regalos comprados suelen ser muy poco originales.
    Imagínate un mundo donde no existiera el dinero , donde cada persona se dedicara a lo que le gusta y todo fuera un intercambio. ¿Cubriríamos nuestras necesidades y seríamos más felices?
    Besos, chulapa.

    1. Eso sería maravilloso pero no lo veo muy posible, al menos por el momento.
      A mí los regalos cuando más me gustan es envueltos, al abrirlos casi siempre me decepciono pero agradezco la intención igualmente.
      Un besazo, Celia.

  2. A mí me pasa lo que al Toni.
    Hoy mismo iba andando por la calle y han aparecido unos versos en mi cabeza, y hacía frío, y he intentado memorizarlos pero se iban diluyendo, y no he tenido más remedio que pararme en la calle y escribirlos con el móvil… en medio del frío….

    Bolaño no es un escritor fácil y “Los detectives salvajes” hay que leerlo con paciencia y calma.

    Besos.

    1. Ahora entiendo mejor tu poema de hoy.
      Yo no sé escribir por la calle aunque es fuera donde más cosas se me ocurren, muchas se pierden y otras las rescato luego, si me acuerdo y puedo.
      Leí hace tiempo “los detectives salvajes”, me gustó pero no sé si lo capté del todo, creo que no.
      Besos

  3. Toni es más listo que el hambre.

    Siempre que regalé, durante la adolescencia, un libro a mis hermanos antepuse mis gustos, con el fin de disfrutar de su lectura. Soy de familia más que numerosa y había que pensar también en la comuna, no sólo en el destinatario principal.

    Comparto con el Toni el gusto por la lectura de Bolaño, si no aprecian a Bolaño es mejor que no lean, yo tampoco regalo libros basura.

    1. Bueno, sí, es una manera de amortizar el regalo en familia, tienes razón, pero creo que hay que pensar más bien en lo que le puede gustar al otro.
      La verdad es regalar bien es difícil y libros todavía más.
      Bolaño para la Noe es un poco fuerte de tragar.

  4. Es verdad lo del consumismo desaforado y lo de la catástrofe que cada vez tenemos más cerca -estoy yo positivo también-. También es verdad lo de las familias cargadas de paquetes por las calles. ¿Qué le pasa a la Noe, es alérgica a los libros? Pues muy mal. ¿Demasiado esfuerzo para su cerebro? Ah, también me apunto a un mundo de intercambios y trueques, estaría muy bien.

    1. Sí que es verdad aunque cuando no se consume también es otra catástrofe así que ya no sé qué pensar.
      Yo vivo cerca de una zona muy comercial y salir a la calle estos días es bastante incómodo por no decir algo más fuerte. Y ahora las rebajas aunque ya hay rebajas casi todo el año.
      A la Noe no le gusta leer, está bastante claro. Ya sé que parece una exageración pero muchas de sus opiniones sobre los libros las he oído estos días a mi alrededor. Estamos buenos!

      1. Ya, consumir tampoco está tan mal, sobre todo para la economía y los egos que necesitan subir autoestima o vencer compulsiones, aunque otra cuestión diferente es cúanto de lo que compramos realmente lo necesitamos. Las rebajas ya están muy diluidas, cierto. Creo que el porcentaje de gente que lee, ni que sea un libro al año, en España, es bastante deplorable. Nunca me has hablado de esta cuestión. ¿Qué estás leyendo ahora, por ejemplo? Creo que lo tuyo tiene más carga intelectual y literaria que lo mío. Yo no me complico, acabé esa cuarta entrega de la saga Millenium, está bien pero es mejorable, y leyendo ahora una novela policíaca del noruego Jo Nesbo, parece que me va lo nórdico. En cola tengo a Springsteen y la novela 1Q84 de Murakami.

      2. A mí lo nórdico también me gusta. Estoy leyendo un libro que se llama “Vértigo”, el autor se llama Sebald, no sé exactamente de qué trata porque trata de muchas cosas a la vez pero me está gustando mucho.
        Y otro sobre la ciudad de Nueva York escrito por Javier Reverte. También poesía, es que picoteo mucho, no es buena costumbre, lees con menos concentración que de uno en uno.

  5. Pues si ayer la ciudad estaba turbia de consumismo Real…hoy lo está de Rebajas!
    agggg

    Es que regalar ese libro a una persona que no le gusta leer…es complicado.
    A mí me aciertan algunos regalos y yo también acierto algunos.Otros…pues no…

    Besos,Paloma.

    1. Sí, esto es el no parar pero, en fin, lo mismo es hasta bueno para la economía así que no nos quejaremos.
      Lo malo de regalar a fecha fija es que lo haces sin ganas, por lo menos yo, es como una obligación más pero sí, también a veces acierto y me aciertan.
      Besos, Catmen.

  6. Dile a Noemi que lo intente, al menos. Que los libros no muerden y que ser culta a la par que estilosa es el no va más.
    Coincido con el Toni en que es de lo más turbio esa vorágine de compras en las que nos vemos inmersos, aunque de momento no me ha dado por recitarlo como un mantra.

    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s