Día: 25 febrero, 2017

Cielo de agosto

Desde la casa sin tejado mirábamos al cielo.

Al otro lado se extendía el campo amarillo.

Salíamos a correr con los brazos abiertos.

Veloces lagartijas recorrían los muros,

libélulas suspendidas en el aire,

mariposas borrachas de sol,

un rumor de hierbas secas,

tu mano

y el cielo libre de aquel agosto.