El fotón del Toni

Mira que es difícil hablar con el Toni, requiere  de muchas habilidades, circunloquios y vacíos, sobre todo vacíos. Le quería yo plantear si vamos a ir a algún sitio en estas vacaciones que se aproximan ,pero antes de mandarle el mensaje tengo que elaborarlo muy bien. No puedo decir en la frase la palabra planes ni la palabra viaje ni puede que el verbo hacer, no sea que se me altere. Bueno, pues con estas limitaciones me he lanzado en el desayuno. Digo, Toni, majo, ¿algo en Semana Santa?

Ya empezamos con los líos, te veo venir, ¿no me estarás proponiendo a tu sibilina manera un espantoso viaje?

Hombre, pues no lo llames viaje, llámalo traslación espacial. Podríamos trasladarnos espacialmente a algún lugar que no conozcamos y así enriquecemos nuestras vidas con nuevas experiencias, culturas y paisajes.

Si hay que pisar un aberrante aeropuerto, meterse en la máquina de las claustrofobias y vagar de acá para allá en compañía de odiosas muchedumbres que se fotografían hasta la sombra, la respuesta es no.  Y si se trata de otro medio de transporte me parece que tampoco.  Vuelve a planteármelo cuando exista la tele transportación, entonces me lo pensaré. No te creas que queda tanto, ya ha sido posible con un fotón y creo que también con un grupo de átomos. Teniendo en cuenta que estamos hechos de partículas ya nos va quedando menos para poder movernos sin movernos. Aunque tampoco sé si querría, no te hagas ilusiones.

Lo que me faltaba, el Toni se me ha vuelto cuántico. Cualquier excusa es buena para no salir de su zona de confort: sofá, monte y zonas aledañas. Qué aledaño es, no le atrae nada lo remoto. Me recuerda al hamster del Jacobín que cuando lo sacamos de la jaula para limpiarla se asusta y, en  vez de explorar el pasillo, se queda dando vueltas obsesivas a su morada.

En el caso del hamster tiene su lógica porque la única vez que se aventuró topó con los instintos maternales-caníbales de la Morganina y casi perece a base de abrazos y chupetones. Que yo sepa el Toni no ha pasado por ninguna experiencia similar aunque él dice que sí, que tiene varias anécdotas de las que te dejan de por vida con estrés post traumático . Y que no me las cuenta porque es reservado para sus cosas y porque no hay nada que destruya más a una pareja que la falta de secretos y zonas en sombra.

Anda, Toni, no te hagas el misterioso que me conozco ya tus sombras como si las hubiera parido, le he dicho porque es la pura verdad, es un ser bastante rutinario y previsible, por mucho que no quiera contarme esas anécdotas suyas que me da a mí que no existen más que en su imaginación. Creo que le ha molestado mi observación porque se ha levantado de la mesa alegando prisas por entrar a trabajar pero luego se ha quedado un buen rato mirando por la ventana, no se a qué. Yo también me he asomado luego por si hubiera allí delante algún fenómeno digno de observar pero no he visto nada, esa es la verdad.

Total, que me tendré que quedar yo también en las zonas aledañas o bien irme de viaje con otro acompañante o sola.  En este último caso podría llevarme un fotón del Toni, caso de que tenga de eso, para que me haga compañía, si es que se aviene a que se lo teletransporte.  Seguro que un fotón  suelto tiene mejor conformar y no se pasa el viaje quejándose de todo y protestando del mundo y sus habitantes como le pasa a su masa atómica completa.

 

 

 

 

Anuncios

56 comentarios en “El fotón del Toni

  1. No sé qué haces con él. qué tipo más pelma y aburrido. Vete sola o con alguien, pero vete. Anda que no hay sitios bonitos donde apenas hay gente, ahora, que mejor fuera de las vacaciones que cuando va todo el mundo da asco… Si lo dice por eso, vale, pero si nunca quiere hacer nada, mándalo a freír espárragos…
    Muy bueno el texto!
    Besos.

  2. Joder, una maravilla. En serio, y el juego de palabras con el fotón me ha encantado, de verdad que eres una maestra en esto de escribir. Voy a ver si me memorizo la frase esa del Toni de la sibilina manera de proponerme un espantoso viaje, que me va a venir de rechupete dentro de muy poco tiempo, creo yo. Gracias por escribir, Paloma… solo lamento no tener tiempo para leerme toooooooodo lo que publicas, porque me alegras los ratos que paso en tu blog más de lo que te imaginas.

    1. Jajaja, ¿no serás tú también un poco cuántico?
      No te preocupes, Holden, yo también llevo atraso contigo. Pero me pongo al día en breve, que también me río mucho con tu manera de contar las cosas.
      Gracias a ti, un besazo!

  3. Confieso que me parezco al Toni. Y encima nos llamamos igual. A mí me han organizado ya un viaje para esas fechas. Me estoy concienciando. Creo que no soy tan estricto como él.
    El texto divertido y sustancioso. La verdad es que lo bordas.

  4. Dile a Tony que tenga cuidado con los teletransportes no vaya a pasar lo que en la peli La mosca. Y claro eso tiene sus pros y sus contras. Mola poder volar. Pero no tanto la pasión por los zurulllos 😉
    Un abrazo

  5. Hay un montón de “Tony” por todos los lados y no en plan de viajar , es lo menos, sino en plan de actitud vital. El miedo más frecuente y más grande es el miedo de cambios, de perder su zona de confort. Me gustó mucho la frase la de la falta de secretos entre pareja…llevas razón. Lo de fotón. …pues, me has sorprendido mucho con tus conocimientos tan sólidos de la física cuántica

  6. Yo no voy a ningún sitio en Semana Santa tampoco. No por falta de ganas ni porque tenga los fotones alborotados. Más bien es que no tengo un duro… Tal vez el Toni se anime a hacer algo si sabe que otros quieren y no pueden, como el que se termina el plato de comida recordando el hambre de África. Tú díselo a ver. Besotes!!!

  7. Pienso igual que el Toni.

    Vete tú de vacaciones y dile que venga a Barcelona, que yo le llevaré por la noche a antros que ni se imagina y donde todo es posible.

    Sin colas, ni apretujones, ni guías, ni japoneses, ni nada por el estilo.

    Besos.

  8. Yo también tengo un Toni en casa, de esos a los que nunca le viene bien viajar. Yo lo soluciono con reservas de hotel, pero cualquier día me manda para una reserva india.

    Santa paciencia!!!

  9. Pues no le falta razón en el caso de Semana Santa, la verdad que con el malón de gente que se mueve a veces es preferible la paz del hogar. Este año nos quedamos en casa como le gustaría al Toni y nos vamos el 2 de mayo cuando el resto está trabajando: quizás sea una opción intermedia entre el Toni y su fotón.
    Un cariño enorme, Eva, desde Argentina.

  10. Pues a mí,como llevo tanto tiempo sin ir a ningún sitio,me apetece salir.
    Todavía quedan sitios con poca gente por medio.
    Anda dile al Toni q se anime.

    Besos viajeros.

  11. Y que nos gusta a las mujeres buscar más de lo que hay.
    ¿qué piensas?
    Nada
    Imposible.
    Pues si.
    No quiero viajar.
    Tienes un trauma.
    No, simplemente no quiero.
    No, algo te corroe por dentro, lo sé.
    Pues eso. Que nos gusta un drama. jajaja
    Besos guapa.

  12. Yo te hago un sitio. Nos vamos a La France, concretamente a la tierra de los cátaros, Carcassone, Collioure, Toulouse…… viaje cultureta gastronómico. Si prisas, en coche. Lo mismo el Tony se apunta, cero stress, hasta donde lleguemos, llegamos.

    Saludos pal Tony

  13. Las vacaciones se acercan…Tiene toda la razón Laacantha, hay mucho Toni por ahí, sobre todo en actitudes vitales y en miedo a los cambios.
    También tiene razón Celia: Yo también lo mandaba a freír espárragos.
    La física cuántica es realmente desconcertante, desmonta todas nuestras premisas ancladas en el sentido común. He leído unos cuantos artículos del tema, y también sobre experimentos. Lo del entrelazamiento cuántico tira por tierra nuestras nociones de causa-efecto. Dos partículas emparentadas reaccionarán igual si hacemos algo determinado sobre ellas, incluso separadas por millones de kilómetros. ¿Qué pasa con la velocidad de la luz? Si es lo máximo…¿el efecto se da antes de la causa? También leí hace un tiempo sobre un experimento donde supuestamente algunas partículas habían viajado más rápido que la luz. Aunque hay cierta polémica al interpretar los resultados, digamos que no acaba de estar claro. Estamos en lo mismo: Si la luz marca la máxima velocidad, entonces esas partículas ultrarrápidas de alguna forma llegan a destino antes de haber salido. Mola, ¿verdad?
    Así que el Toni es un tío cuántico. Pero el pensamiento profundo viene ahora. Mi tío (totalmente imaginario) maño diría de él…
    Joder con el Toni, cuantico apalancaíco.

  14. Jajaja, qué bueno, ‘masa atómica completa’ …
    Pobre Toni, tan tranquilín él, casi que le comprendo … siempre que no sea así siempre, siempre, claro … sólo de vez en cuando …
    Vacaciones= viaje, ¡uf!, también prefiero que no sea así siempre …

    ¡Un beso!
    Buenísimo y muy divertido..

  15. Desde luego, hija, que hay ojos que se enamoran de legañas. ¿Me puedes decir qué haces, tú tan maja, con el sieso ese? Yo lo teletransportaría a Marte y si por el mismo importe puedes enviar a la Esme, a la Noe y a la Patricia, no lo dudes. ¡Lo ancha que te ibas a quedar! Eso sí, antes intenta que te prestan una buena cantidad de dinero, al menos así pagan ellos el viaje 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s