Día: 3 abril, 2017

Muñecos de cartón

Dos viejos muñecos de cartón caminan por la acera.

Llevan sus ropas antiguas de muñecos gastados.

Él una gabardina que fue de color gabardina,

ella un vestido de flores ajadas y un bolso negro pegado al costado.

Van del brazo, avanzando con igual gesto de sufrimiento que si estuvieran corriendo la media maratón.

O la maratón entera.

Al llegar a la esquina, el viento, que está en todo, se asoma a aplaudir.

Les tira a los acartonados pies pétalos de flores rosadas,

microscópicos pólenes y un envoltorio de galletas.

Muy bien sabe lo difícil que es dar los últimos pasos.

Sopla y sopla compasivo empujándolos hacia la meta.