Ensayo

Por los agujeros del verano, que ya empieza a descoserse, se ha colado el otoño.

Ha entrado  a mirar pero ya que está arma un poco de jaleo.

Como si dijera: atentos, esto es lo que pronto haré.

Empuja hojas secas por las aceras y las enreda en los pies desnudos,

pone nerviosas a las libélulas que enloquecen por el aire, presagiando su final,

saca a pasear a extrañas parejas con paraguas negros colgados del brazo,

suelta a la melancolía que se arrastra como una serpiente por las alcantarillas.

Cuelga del cielo un trapo gris con el que tapa la fina línea de la luna,

hace bostezar a las abuelas en sus sillones,

se pega a los vestidos blancos,

los agita con ruido de alas,

los  inquieta con pensamientos de cárceles y armarios

y, antes de desaparecer, deja caer unas cuantas gotas pesadas y torpes.

Hoy solo estaba ensayando.

43 comentarios en “Ensayo

  1. Cuando quiero picar a mi mujer, cuando veo que el verano ya languidece y se pone el día gris, le canto esa canción del Dúo Dinámico…el final….impostadada y todo.
    Me pone una cara …ala chicooooo, me dice y es que a mí generación nos marco ese episodio de Veráno Azul en que Pancho se queda sin su Bea en la playa en un día lluvioso, y suenan esos terrroriiificos acordes..

  2. Me alegran los ensayos, aunque sean tímidos, porque eso quiere decir que pronto nos deslumbrará de nuevo con toda su fuerza 😉 Ya empiezo a añorar ciertas cosas, y no me refiero exactamente al otoño 😉
    Un abrazo de los grandes.

    1. No sé si tanto como deslumbrar pero bueno.
      Es que en cuanto lo dejas unos días tienes la sensación de que ya no vas a poder volver.
      Al otoño le debe de pasar lo mismo 😉
      Muchas gracias y otro abrazo para ti.

      1. ¿No te deslumbra el otoño con su gama de colores? Como la foto que adorna la cabecera de tu blog 😉 Será casualidad 😀 😀

      2. No, no es casualidad. Siempre ha sido mi estación preferida. Pero admito que me pone bastante melancólica. Si sigue así me paso a la primavera.

  3. Huele a campo mojado y se agradecen unos chaparrones que limpien el ambiente pero el sector infantil se revoluciona sin piscina y sin poder salir con las bicis…
    Hasta la perrilla anda enredando más hoy, dos veces ha volcado el cubo de la basura y no huele a otoño jejejeje

    Besos

  4. Bonito ensayo. Me gusta el otoño. Soy de esos especímenes raros que se siente mejor en invierno. El calor me agota.
    Ha refrescado un poco y se está mejor.
    Te felicito por tu escrito. Buena tarde de domingo

  5. Estuve en Madrid dos días y hacía un calor horroroso,así que por mí pueden seguir el ensayo un par de semanas…me toca volver en un par de días.
    Me gusta como lo has contado.
    : )

    Besos fresquitos.

  6. Esta tarde se desató una fuerte tormenta con rayos, truenos y un cuarto de hora de diluvio. Se necesitaba una descarga así. Me gustan los ocres del otoño y esa maravillosa luz ámbar.

    Un beso.

    1. A mí también me gusta mucho aunque para el estado de ánimo estos grises no son demasiado buenos. Vamos, que no me aclaro, jajajaja.
      Besos y que disfrutes de las tormentas. Mira, un trueno en este mismo momento, ¡y otro más!

  7. Ojalá que el otoño fuese tan bueno como tus relatos, pero que traiga agua, que es vida, urge, el resto vendrá por añadidura. Que diga esto un gallego, ya le vale. Besos, Paloma

  8. Una traducción apresurada de tu hermoso poema. I hope you like it.

    ESSAY

    Through the summer’s holes, which is already beginning to unstitch, sneaks the autumn.

    It’s entered to have a look but also with a bit of fuss.

    As if to say: be attentive, this is what I will soon do.

    It pushes dry leaves through the sidewalks and entangles them in bare feet,

    Dragonflies get nervous and go crazy in the air, foreshadowing its end,

    It takes a walk away from strange couples with black umbrellas hanging on their arms,

    Spread melancholy that crawls like a serpent through the sewers.

    It hangs from the sky a gray cloth to cover the fine line of the moon,

    And makes grandmothers yawn in their armchairs.

    It sticks to white dresses,

    It waves them with a wing noise,

    The restless ones with thoughts of prisons and cupboards

    And, before it disappears, it drops a few heavy, clumsy droplets.

    I was just rehearsing today.

    🙂 Un abrazo,
    JPK

  9. Es mi estación favorita, aquí también ensaya y contigo me han entrado ganas de más, y eso que este año no me apetece tanto que llegue.

    Dejé un comentario en “El café de los viejos poetas”, pero se esfumó, no sé qué pasaría. Me he dado un paseo por los anteriores relatos y “El niño roto” me hizo suspirar.
    Suspiro mucho contigo. 🙂

    Un beso, Paloma.

    1. La mía también aunque me está pasando un poco como a ti.
      No vi el comentario, estará en spam, lo buscaré.
      Gracias por todas las lecturas y por los suspiros!!
      Riquina que eres.

  10. Ojalá el otoño que por aquí apenas se ha hecho notar, llegue pronto, que no llegará porque conozco su “modus operandi” y hasta octubre, bien entrado, no se dejará sentir de verdad.
    Pero de noche ya se puede dormir y eso es muy de agradecer. A ver si tu poético ensayo lo anima a humedecer la tierra y a refrescar los caldeados espíritus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .