Día: 20 noviembre, 2017

Éramos pocos…

Anda que… éramos pocos y parieron las fotos del móvil. Esta mujer se ha pensado que el blog es un cajón de esos que hay en todas las casas donde se guardan porquerías varias: un chicle más duro que una piedra por si algún día sientes deseos irreflenables de masticar un chicle duro, una pila que no se sabe si está gastada o sin gastar, unas gomas de plástico por si necesitaras urgentemente atar lo que sea con gomas,( a tus seres queridos, por ejemplo), velas de números de pasados cumpleaños, por si vuelves a cumplir los mismos, una muestra de crema al aloe vera (toda crema que se precie tiene que llevar o decir que lleva aloe vera o rosa mosqueta), unas llaves que nadie sabe de dónde son ni qué puerta importante abren pero por si acaso, unas etiquetas de regalo en las que se lee “espero que te guste” y una figurita de un gatito que salió en un roscón hace diez navidades.
Mira, mira, mira… ¡que no!, que no me gusta el cariz que está tomando esto. Esto se va al garete, ¿qué será el garete?, no lo sé, pero debe de estar hasta los topes de seres, cosas y blogs. Habrá más de un garete porque de otra manera no me lo explico, teniendo en cuenta que el destino último de todo es el garete.

Antes la gente venía aquí a echarse unas risas, pero ahora, como no hay nada o muy poco y encima lo que hay es tirando a lacrimógeno, como no estamos nosotros los personajes auténticos, como no estoy yo, Esmeralda, pues se dedican a hurgar por aquí y por allá.
Eso lo digo porque he estado mirando los movimientos y estadísticas y he visto tanto trajín que me he dicho, ¡por fin diversión, se nos ha colado la trama rusa!

Lo que me gustaría a mí una injerencia de alto nivel y no las injerencillas que tenemos para darle emoción a este muermo. Lo que me gustaría que nos alertara la OTAN de graves amenazas.  Qué aburrido y de bajo nivel es todo, hijos míos. Y hablando de hijos, los míos me caen mal. Esto me lo va a censurar y lo mismo la entrada entera, lo veo venir, me río yo de la ley mordaza comparado con lo que hay que aguantar aquí.

Me marcho ya que me tengo que bio inspirar, observo las hormigas y otros bichos rastreros que desfilan alrededor de mi quiosco. De ahí espero sacar alguna conclusión que degenere en invento genial. Os aviso y os alerto cual si fuera el mismísimo Centro de Comunicaciones Estratégicas: tiene nuevas fotos de arbolitos y chorradas, pero hoy ya no va a poder ser, se siente, me he adelantado. De nada.

Cualquier día de estos utiliza el blog de tendedero y os pone la colada. Como sois tan buenas personas se lo comentaréis. Anda que…