Día: 3 junio, 2018

Por favor, deja tu spam

Buenos días, Esme, cuánto tiempo sin vernos por estos andurriales, ¿verdad? Y cuánto tiempo sin escribir aquí en este blog que abrí allá por octubre de ya no me acuerdo qué año. Resulta que me puse de empleada doméstica porque no me quedó más remedio pero esa no era mi verdadera vocación, mi verdadera vocación….

Ay, calla, pesada, que esa frase me la sé de memoria, no sabías cuál era y sigues a por uvas, si acaso la de escribir este blog,pero se ve que tampoco porque después de un tiempo de entrega lo has dejado tirado en la cuneta virtual. Menos mal que aquí estoy yo para hacerle de vez en cuando el boca a boca y ponerlo otra vez en marcha aunque sea dando tumbos, ¿Pero quieres dejar el bocadillo  y ayudarme un poco? Tenemos un montón de comentarios sin contestar y eso está fatal, hay que ser corteses y responder at soon as possible.

Venga, vamos a ello, mira este, desde Australia nada menos, dice el muy optimista, “es un tiempo perfecto para hacer planes de futuro y ser feliz”. ¿Y qué le contesto yo ahora a este tarado de las antípodas?, le seguiré el rollo, “por supuesto,  querido amigo, nunca es tarde si la dicha es buena. Un saludo afectuoso”. Finísima he quedado.

Te leo el siguiente, es de un pelota, atiende, “me ha encantado vuestro post y me ha sabido a poco pero ya sabéis el dicho, lo bueno si breve dos veces bueno, me encantará volver a leeros de nuevo”.

Aquí te estaremos esperando, un abrazo, Pintor madrileño. Es que se llama así. Sospecho que este no vuelve, tengo ese pálpito. Qué mal me están cayendo y solo llevo dos.

Y ahora este otro, se llama Array, además de ser otro pelota creo que se ha equivocado de blog, escucha y alucina, “estoy profundamente impresionado con tus historias cortas, he pasado mucho tiempo leyendo el pasaje en el que describes el incendio nocturno de una casa en Algeria”

Lo que me gustaría que se incendiara es tu idiota comentario. Saludos.

Pero Esme, no contestes tan borde, que últimamente viene poca gente y los vas a ahuyentar.

Qué más da, si esto ya está perdido para la causa, fuera cual fuese esa causa. Anda, este  nos ha escrito un microrrelato y todo, “Chan el pesado asintió, adivinando el plan de Diez”.

Me alegro mucho de que lo adivinara. Besos para ti, para Chan y para Diez”, ¿ves que maja he sido ahora?

Y ahora el de un tal Geotermo, otro que tal baila, “es poco frecuente encontrar a escritoras con conocimientos sobre este tema pero creo que sabes perfectamente lo que estás contando”

-No te creas, Geotermo, la mayoría de las veces no tenemos ni idea de lo que estamos contando pero gracias por tus halagos. Un placer tu visita.

Son pesadísimos y medio lelos y encima nos cuentan su vida, como esta, se llama  Anne, “en mi casa es muy importante la hora de dormir”, Y a mí qué leches me importará lo que haga en su casa, pero la responderé.

En la nuestra también porque cuando no dormimos nos levantamos para el arrastre y de un mal genio que pa qué. Tómate una valeriana o algo más químico y potente y que sueñes con los angelitos, amiga Anne, gracias por pasarte.

Ay no, otro con las alabanzas y no descarto que esté drogado, escucha, “me encanta tu blog, colores preciosos y deslumbrantes, temas súper originales, ¿de verdad lo has hecho tú? Me gustaría poder hacer algo parecido, por favor,contéstame y díme cómo”

Querido anónimo, te paso el teléfono de Proyecto Hombre, ponte en sus manos, ellos te ayudarán. Besos y eso.

Oye, Esme, ¿no estarás contestando a a los comentarios del cajón del Spam? Es que tiene toda la pinta de que los has sacado de ahí.

Anda, pues claro, es que de los otros no tenemos. Qué más nos da a nosotras de dónde vengan, ¿o es que ahora eres clasista? Lo importante es mantener la apariencia de normalidad. Yo a lo mío, este ya es el último, lo firma Caravela, “relojes digitales. Hay cuarenta y dos productos”

Que te mejores, Caravela.

Y tú, Eva, no eches migas con chorizo encima del cajón que me estás poniendo perdido el Spam. Habráse visto lo que le hace a su vocación…