Acacia resumida

A la acacia de mi ventana le han salido las primeras flores blancas,
pero por debajo de sus hojas nuevas ya asoman las amarillas.
¡Qué contradictoria me resulta!
La acacia de mi ventana contiene en su copa el principio y el fin.
Es joven y vieja a la vez.
El encargado del paso del tiempo ha querido resumir.

38 comentarios en “Acacia resumida

  1. Oh, que ¡me encanta!
    Desde clase, cada día, veo muchas acacias, mañana las miro así. 🙂
    Y en la montaña no brotan hasta julio. Y todos los años me pasa igual, creo que no van a brotar y de repente, ohhhh …
    Me gustan muchísimo las acacias.
    Ese final es fantástico.
    Me entusiasmé.

    Un beso, ¡y muchos!!!
    Entusiasmados 🙂

    1. :)) Gracias por el entusiasmo, Rosa
      No es un árbol de los más bonitos, por lo menos las de mi calle, pero en primavera, cuando florecen…Y a esta de la ventana la considero mi amiga.
      Muchísimos besos para ti

  2. Hummmm, las acacias son esos arbolitos que tienen mucho polen…?
    Me gusta resumir, pero en eso de la floración, ya me parece bien que siga sus pasos porque con tanto resumir, igual nos perdemos tanta belleza, no?
    Mil besetes, mi bonita Paloma.

    1. No me parece, por lo menos no más que otros árboles. Eres alérgica, sospecho 🙂
      Tienes razón en que es preferible ir paso a paso, ahora tocan flores y el amarillo ya vendrá después. Pero en esta se ha presentado todo entremezclado.
      Muchos besos para ti también, María

  3. “Entre los antiguos, la acacia era tenida como planta maravillosa, por sus propiedades curativas y la creían de suma eficacia para ahuyentar la mala suerte. ” Wikipedia.
    Mi aporte para ampliar el resumen. Un abrazo.

    1. Me gusta tu aportación, Tatiana :)) y me alegra saber que tengo la buena suerte en la ventana, según esos señores antiguos.
      Yo te añado otra, acacia viene del griego ákakía que significa inocencia o ausencia de mal. (Diccionario etimológico)
      Besos y gracias

  4. Las ricas flores de las acacias. El pan y quesillo de antaño que tanto gustaba a la chiquillería. Ahora son el alimento de torcaces y palomas e incluso cuando se escaparon del retiro de las ardillas de colonias de chalets cercanos al mismo.

    1. Recuerdo haber oído lo del pan y quesillo pero no sabía que se refería a la flor de la acacia.
      Gracias por comentar, me gusta mucho leer lo que contáis en vuestro blog.
      Un saludo!!

  5. Claro conocí a un árbol solitario, era el único residente de la calle de un viejo barrio. Se quejaba porque todos los perrillos de los ancianos alzaban la pata mañana y tarde contra su tronco y le tenían intoxicado el alcorque. Creo que pasado el tiempo solicitó traslado al jardín botánico que es una especie de hospital de plantas que da mucho respeto y en su lugar pusieron una farola que a veces da corriente porque dicen que tiene mal la toma de tierra. La ciudad presenta extrañas confluencias. Verdad?

    1. Se ve que el árbol dejó algo de su esencia en ese hueco que ahora ocupa la farola. O dejó una ausencia y ella lo nota.
      Los que vivimos en la ciudad tenemos que agarrarnos a la poca naturaleza que tenemos, qué remedio!!
      Abrazo, Carlos

      1. A veces bajo a Madrid y miro con pena los exiguos parques. Creo que alguién debería pensar en ello. En las pequeñas ciudades también se vive, aunque hay pocos teatros o cines el aire es puro y el silencio la norma, Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .