Día: 7 enero, 2019

El recolector de desperdicios

20181214_175155

(Un poema de Manoel de Barros)

“Uso la palabra para componer mis silencios.
No me gustan las palabras
cansadas de informar.
Respeto más
las que viven con el vientre en el suelo
tipo agua piedra sapo.
Entiendo bien el acento de las aguas.
Respeto las cosas poco importantes
y a los seres poco importantes.
Aprecio a los insectos más que a los aviones.
Aprecio la velocidad de las tortugas más que la de los misiles.
Tengo en mí ese retraso de nacimiento.
Yo fui engendrado para que me gustasen los pájaros.
Por eso tengo abundancia de felicidad.
Mi patio es mayor que el mundo,
soy un recolector de desperdicios.
Amo los restos
como las buenas moscas.
Querría que mi voz tuviese un formato de canto.
Porque yo no soy de informática:
soy de invencionática.
Solo uso la palabra para componer mis silencios.”

Anuncios