¿Será el Arte o qué será?

Creía yo que lo que buscaba Rosi el pasado atardecer por el desmochao eran materiales para una nueva creación artística, pero no, me equivoqué, lo que andaba buscando en penumbras y con los primeros murciélagos dando tumbos por el cielo era al propio Arte, con mayúsculas.  Al parecer, tras una temporada de llamadas continuas y constantes, tras una temporada que hasta se podría considerar de acoso artístico, sin dejarla  hacer sus trabajos cotidianos, perturbando su sueño y teniéndola completamente absorbida y hasta abducida, el muy desgraciado (son sus propias palabras) ha desaparecido y ni llama ni se presenta de noche ni quiere saber nada de ella.

-Estoy desesperada y puede que me quede corta, siento un vacío, un descoloque, un no saber qué hacer con mi vida misma que, de verdad, esto no se me hace. Vengo cada día y cada noche al desmochao porque aquí fue donde me llamó la primera vez hace ya…¿cuatro años hará?, por ahí, por ahí. Lo recuerdo a la perfección,  estaba paseando al perro que no tengo, es decir, paseándome a mí misma  con cierto sentimiento de culpa porque, ¿quién pasea hoy en día tan tranquilamente y sin pulsera que te cuente los pasos? Es raro, lo sé. Estaba haciendo el raro, lo admito. Buscaba un poco de silencio porque tantas horas en la peluquería escuchando la cháchara de la gente me pone toda loca, me buscaba a mí misma entre los hierbajos estos y entre las basuras y también miraba hacia el suelo porque un día me encontré un billete de veinte euros y qué bien me vino, guapas, es un decir.

El caso es que oí con toda claridad, pero meridiana la claridad,  una voz de fumador que me decía, “Rosi, agarra ese tetrabrik de vino y crea, que tú puedes”. La verdad es que me dio un poco de asco porque estaba bastante pegajoso pero hice caso  y en un momento, casi como por magia, tenía una lámpara.  Me entró un subidón… y desde ese día, un no parar. Podría ponerme a enumerar la cantidad y cantidad de objetos artísticos que han salido de aquí pero no quiero abrumaros ni que os entre complejo. No tengo mérito, el Arte me vino a buscar. Lo que no entiendo es este abandono repentino, es que yo ya no puedo vivir sin él, me aburro muchísimo sin el Arte, se me hacen los días eternos, no les encuentro el sentido ni la gracia.

Y dicho todo esto de carrerilla y casi sin respirar, se sentó en una piedra y se echó a llorar.

Anda, dijo, Petronila, (desde que lee  no hay quién la aguante), como la Elisabeth Smart, solo que en vez de en Gran Central Station, en una piedra de un descampado madrileño.  Se refería mi prima a un famoso libro poético  titulado, “En Gran Central Station me senté y lloré”.

Pero no llores, Rosi, mujer, traté de consolarla,  si el Arte solo ha dejado de venir un par de días, hace nada estabas con el ciervo ese tan, tan, tan original, no te sofoques que volverá. Además, ten en cuenta que si te pones así, posesiva y controladora, vas a provocar el efecto contrario, déjalo libre.

No me da la gana, dijo ella limpiándose los mocos con la manga de la chaqueta, voy a mirar fijamente a ese árbol y a concentrarme mucho y este vuelve. Cuando era una jovencilla es lo que hacía mirando fijamente al teléfono para que llamara el que me gustaba, “llama, llama, llama, le decía mi pensamiento con toda la fuerza que da la concentración en el punto medio de la frente o tercer ojo”.

¿Y te funcionaba?, le preguntó Petronila, porque si es que sí, podría hacer lo mismo o parecido con mis hijas Hildergarda y Cunegunda mirando fihamente las puertas de sus cuartos, “dejad de tocarme las narices, dejad de tocármelas…”

Pero no pudimos saber si le había funcionado o no porque en ese momento vimos acercarse a una figura masculina, alta y desgarbada, vestido con unos extraños calzones que le llegaban por debajo de las rodillas, corría con muy mal estilo y también resoplaba, ¡Ceferino haciendo el runner!

¡Qué raro y qué mal trota!, es tan apuesto en su estilo…dijo por lo bajillo Rosi dejando de mirar el árbol y olvidándose por un instante de la desaparición del Arte. Después suspiró como si se quisiera vaciar por dentro y puso de nuevo la vista en el árbol.

Curioso, pronunció Petronila rascándose la coronilla,  el libro de la Smart trata de un apasionado amor infiel, ¿suspirará Rosi por el Arte o por…? Buah, y a mí qué, ¡que les den morcilla!

40 comentarios en “¿Será el Arte o qué será?

    1. Para mí que Petronila tiene como un tic nervioso con eso de la morcilla multiusos, como dice Carmen.
      Hacer el raro es muy sano, lo recomiendo como la médica que no soy, jeje.
      Besos!!

  1. Si tiene disgusto,lo mismo da que esté en Grand Central que en un desmochao de Madrid…
    Ves como la morcilla es multiusos? Petronila bien lo sabe!
    El momento runner de Ceferino me ha encantado…

    Besos sin mallas fluorescentes.

    1. Es verdad, el llanto y la pena es el mismo sea el escenario que sea.
      Morcilla multiusos te lo tomo prestado que me ha gustado mucho 🙂
      Y Ceferino no lleva mallas, eh, tiene un estilo muy personal y genuino al margen de toda moda.

      Besos, Carmen

      1. Jajjajajaj yo quiero más episodios de la morcilla!
        : )

        Menos mal que no lleva mallas Ceferino,porque anda que quedan bien…agggg jajjajajaj
        Buen sábado!

    1. Eso creo yo, que se mueve mucho de sitio.
      Me parece que cuando Rosi hizo el ciervo ya no estaba el Arte.
      Ya veremos si hay romance o no. Creo que no pero lo mismo me sorprendo.

      Abrazo, Carlos

    1. Ya sabes tú que al Arte quiere a muchos y hace muy bien porque si no…¡qué aburrido sería!
      Además a mí últimamente me tiene un poco como a Rosi, mirando fijamente al árbol a ver si llama.
      Pero gracias, Toro :))

      Besos!!

  2. En la etapa de la Morcillez, donde este embutido reina y es dueño absoluto de la escena, surge para realzar más el profundo conocimiento, el arte, o el amor? o los dos?, hay que tener paciencia para saber que derrotero tomará, eso si me sigue haciendo reír como la primera vez, es un alucine. Un abrazo

  3. Que será, será
    Whatever will be, will be
    The future’s not ours to see
    Que será, será…
    Al final tu relato tendrá su banda sonora, Paloma.
    Y es que el Arte sabe demasiado, como el hombre de Hitchcock….

    Intrigante el final de cada escrito. ¡Qué será será…!

    Abrazos infinitos

  4. Es eso lo que ocurre. El Arte nos viene a buscar. Rosi es una elegida. Los altibajos la hacen sufrir, pero son inevitables. Ella lo explica muy bien. No somos nosotros los que buscamos los temas sino al revés. Ella lo ejemplifica con ese tetrabrik pringoso y Luigi Pirandello con sus seis personajes vagabundos. Deseo de corazón que ese periodo de esterilidad o, como ella dice, de abandono pase pronto y sus días sean fructíferos.

    1. Lo malo de que te elija es que luego no te resignas al abandono pero supongo que tendrá que ser así. Todo lleva sus tiempos y en los momentos de sequía hay que saber esperar.
      Rosi tiene poca paciencia.
      Gracias por comprenderla y por tus buenos deseos, Antonio.

  5. El Arte a través del reciclaje tiene sus dificultades, sobre todo para encontrar los materiales adecuados porque sin ellos la creatividad se apaga; lo mismo Rosi acabó con todos y dejó el desmochao más limpio que una patena, de ahí su apagón creativo. Saludos, Evavill.

  6. Si Rosi sigue esperando la llegada del ARTE con tanta ansiedad, creo que le dará un parálisis facial que expresará de manera nítida su asombro.

    Un beso.

  7. Entiendo a Rosi, créeme que sí. Quizás lo llevo mejor que ella, pero he tenido unas temporadas de sequía creativa bastante severas, desmotivan mucho y sí, de alguna manera es como si el sentido de todo se esfumara. Es que cuando hay un bloqueo artístico éste nunca viene solo o porque sí. A veces te ves bloqueada en otras áreas de la vida, porque el ingenio, la astucia, básicamente la creatividad no funcionan del todo.
    Deduzco que Rosi a sentirse en caos interno por no poder expresar lo que es. Ella constantemente crea su mundo y no poder hacerlo, duele. Pero sí, hay que tomarlo con un poco de calma. Darse un respiro, aprovechar para relajarse y buscar referencias o fuentes de inspiración mientras tanto. Hacer ejercicios para desarrollar la creatividad, cosas sencillitas como para ir liberándose de a poco… Concentrarse y obligarse como hace Rosi puede funcionar, pero cuando no, es muy desgastante y hasta una tortura.

    1. Me ha gustado eso que dices de empezar por algo sencillito. Puede que asustemos a nuestra creatividad por ponerle el listón muy alto.
      Se lo digo a Rosi, le gustará saberse comprendida y aconsejada.
      Y me lo aplico a mí misma de paso.
      Muchas gracias por todas las lecturas, Kadannek.
      Un abrazo grande.

  8. Querida Eva, estoy leyendo tu libro (el ejemplar 220) y he hecho una foto del capítulo donde hablas del “objetivo vital” y la “odiosa pregunta”
    y se la he enviado por Telegram a mi hija, que sufrió de pequeña experiencias semejantes(también quería ser “nada”) y se ha emocionado… Gracias por publicar en papel
    Y te abrazo 😊

  9. No sabes la ilusión que me hace lo que me dices. Muchísima!!
    Mándale a tu hija un beso de mi parte, a mí también me emociona.
    Gracias a ti por comprar el libro, por leerlo y por contármelo :))
    Abrazo

  10. Me ha gustado la autoreferencia a la morcilla 🙂

    Esta claro que no es lo mismo llorar en un descampado de la periferia madrileña que en el Gran Central Station, así, todo en mayúsculas… las lágrimas son las mismas, pero el saber, el sabor no tienen nada que ver, querida.

  11. Jajaja… La próxima vez que la inspiración me abandone, me daré un paseo por el parque y haré como Rosi: pillar un tetrabrick de Cumbres de Gredos abandonado y dejarme llevar. Abrazos, Evavill.

  12. Jajaja, no puedo leer tan seguido, no me da tiempo a dejar mi carcajada, jaja …
    Es genial.
    He parado con la música.

    Sigo y jaja …
    Y un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .