Petronila abre su caja y lee

Paseábamos por el sitio de siempre bajo un cielo de nubes movedizas y así habló Petronila:

¿Te puedes creer que el pasado domingo, en la comida familiar, se me ocurrió abrir mi poemario con la esperanza de hallar comprensión y solo obtuve indiferencia? Cachondeo también, pese a que no me guste reconocerlo.

Un poco exagerado me parece llamar poemario a “Morcilla” y “¡Oh ,mundo!”, mejor estaría que dijeras que recitaste tus dos primeros poemas, dije yo.

Ah, no, no, no me has entendido, para mí un poemario es como una caja de madera, muy bonita, donde voy metiendo mis creaciones, de momento está casi vacía pero ya la iré llenando. Pero espera, que te sigo contando.

Y siguió:

Pues mira, ya  habíamos terminado de comer y estábamos tomando café, me pareció el momento oportuno, así que dije, no os levantéis todavía que os voy a leer algo. Y leí. Hubo primero un silencio bastante violento. Ceferino  movió la cabeza como asintiendo, pero dado que es su respuesta habitual para prácticamente todo lo que le cuento y hasta para lo que no le cuento, no supe si le había gustado o no.

Mis hijas dijeron, “mamá, en plan, qué vergüenza, eres mazo patética, en plan” y se introdujeron en sus mundos virtuales, mi hermana  alegó ineludibles quehaceres un domingo a las cuatro de la tarde y agarrando su bolso y los dos últimos pasteles, salió por patas;  los gatos se pusieron a echarse la siesta en un rayo de sol, mi otro hermano me contó que en su curro hay un poeta de verdad y que es de lo más normal , muy campechano. A todo esto sus tres hijos se taparon la boca con la servilleta para contener las carcajadas. Es desolador lo homínidos que son

Bueno, Petronila, qué más da, tú haz como Marco Aurelio que escribía sus meditaciones para sí mismo y sigue a lo tuyo.

No, si ya…pero es que ahora siento que entre mi familia y yo se ha abierto la fosa de las Marianas,  si les he mostrado mi alma y mi alma no les ha gustado o les ha dejado indiferentes o les ha dado risa ya me contarás qué mal plan.  Si no fuera porque la Misteriosa no me deja moverme, ahora mismo haría como esas nubes, dijo alzando hacia el cielo un rostro de hondo penar que al momento se transformó en sorpresa.

Huy, mira esa nube cómo se parece al carnicero, pero si es igual que Santi, ahora ya no, qué voluble o qué nubible. Pues lo que te decía: me iría  de viaje sin rumbo prefijado, así, donde la vida me quiera llevar. Pero se ve que la vida más que quererme llevar me quiere detener y retener.

Puedes viajar con el pensamiento, puedes ser nube mental, eso no te lo puede quitar ni la Misteriosa ni nadie. Yo lo hago mucho.

Nunca he sido yo muy mental y sí más bien corporal pero todo se me está trastocando, ¡ lilas!, exclamó al toparnos con un pequeño matorral en el que como por milagro habían brotado unas pocas.

Anda, mira, se me acaba de ocurrir otro poema para que ya no estén tan solos esos dos dentro del poemario , te lo recito a ver si te parece bien que lo incluya o no, se titula “Maldita primavera”,  es de los concentrados, allá va:

“Gastroscopia,

implante dental.

Florecen las lilas en el matorral”.

Para que no se sintiera mal le dije que era precioso y que me había encantado, que había sabido aunar lo desagradable  con la belleza y reflejar en tan sólo tres versos como, pese a que  envejecemos y nos deterioramos,  la vida sigue con su continuo rebrotar y siempre habrá, cada primavera, lilas nuevas en los matorrales. Lo cual no deja de ser una maravilla y también, en cierto modo, una  putada.

Pues venga, para la caja. Ya tengo tres, qué bien, esto es como coleccionar cromos pero cromos creados por una misma.  Y otra vez Santi el carnicero por el cielo, ¿te confieso algo? Es mi amor platónico, me encanta cuando trocea la carne con esa especie de cuchillo machete, parece un hombre de las cavernas descuartizando el mamut. Y yo soy la que luego lo pinta en la pared.

Por ahí viene Rosi, le avisé, ¿seguirá buscando al Arte?

Adivina a quién se parece esa nube, Rosi. Le dijo Petronila señalándole al supuesto Santi el cavernícola.

¡A Ceferino!, ¡a Ceferino!, las cejas, la barba, los pantalones de correr , las zapatillas rotas, la csmisa medio por fuera medio por dentro y ese aire de bondad… es él. Ceferino, espera, no te diluyas.

Me parece que voy a meter otro poema en la caja, murmuró Petronila haciendo con la punta del zapato unas rayas sobre la arena del desmochao. Se va a titular…todavía no lo tengo claro. Algo de nubes, de amor, de alucinaciones, del agujero negro.

 

Anuncios

45 comentarios en “Petronila abre su caja y lee

  1. Tienes la capacidad de hacer que me olvide de todo cuando te leo. Y envuelves tus historias con tanto amor, verdad y humor, que me encandilas siempre!! Desde ya espero más poemas. Gracias por todo este torrente de humanidad que es Petronila. Un beso grande

  2. No sé si me sorprende más la capacidad de Petronila para hacer poemas o la tuya para interpretarlos.
    Dile de mi parte que ni caso a la familia y llene la caja hasta arriba, y que se vengue de ellos no poniéndolos en la dedicatoria cuando publique.
    ¡Un besote, maestra!

    1. Pues en este caso creo que la interpretación supera al poema, jajaja. Bueno, no sé, igual me equivoco.
      Ya veremos si llena la caja y de qué.
      No es muy dada a la venganza Petronila, que yo sepa 😉
      Un beso, Luna

      1. Nubible… me encanta.
        El poemario de Petronila es un buen ejemplo de sinécdoque, creo que Petronila está creando un nuevo estilo de poesía.
        Besosssss, Paloma.

      2. Muy generosos soy al considerar poesía a eso que mi prima escribe o recita por los aires. Estilo nuevo y libre sí pero que sea poético tengo mis dudas.
        Pero muchas gracias, Maite.
        Y busco sinécdoque, me imagino en qué consiste pero no lo tengo claro.
        Un beso!!

    1. Pues las podrías llenar todas si quisieras, de eso estoy segura.
      Y además, si las has hecho tú también serán muy bonitas. Me parece que he visto alguna…
      Abrazo, Eladio

  3. Por favor dime que lo exageras, que es un recurso literario, que sólo le pones un poco de drama extra para darle sabor, porque no me puedo creer la indiferencia familiar. O sea, sí, la verdad es que me la creo, pero me duele. A veces siento que las personas no tienen tacto ni notan que hay cosas pequeñas, pero muy importantes para los demás.
    Ahora se ríen, se burlan, pero esa cajita poética será un gran tesoro después. Un trocito de Petronila en versos.

    Pienso que Petronila es una onda anti-poesía, a lo Nicanor Parra. No es mi género favorito, he de decir, pero algunos le hallan cierta genialidad. Puede buscar algunos referentes, quizás le sirva. Por cierto, no quiero que se malentienda, seguro tú lo sabes, pero por si alguien lee esto, con antipoesía no me refiero a un poema que atente contra la poesía o que sea un texto tan malo que no pueda catalogarse como poema. Se trata de un texto simple y directo, sin adornos o figuras literarias, en donde se habla de cosas cotidianas para que toda persona sea capaz de entenderlo y disfrutar la poesía.

    Saludos.

    1. Quédate tranquila, Kadannek, exagero.
      O exagera Petronila. Las dos exageramos.

      Entiendo lo que quieres decir con anti poesía, he leído a Nicanor Parra que, por cierto, me parece genial. Pero la poesía sin el anti también me gusta y mucho.
      No sé cómo definir lo que escribe Petro, algo raro, pruebas de alguien que nunca ha escrito pero que ahora, por sus circunstancias personales, necesita hacerlo.
      Besos!!

  4. La prueba a que Petronila sometió a su familia fue una temeridad. Ni siquiera se puede decir que no calculó bien. No calculó nada. Ni a los parientes ni a los amigos hay que ponerlos entre la espada y la pared. Ni tampoco pedirles dinero. Para evitar chascos y malos tragos le recomiendo que cree un blog, que se podría titular “La caja de Petronila”.

    1. Jajaja, la verdad es que tienes toda la razón, no se debe poner a nadie, y menos si son cercanos, en semejante compromiso. Es de muy mal gusto.
      Pero no le hace falta su propia caja-blog, ya le presto yo la mía hasta que se aburra.

    2. Jajjajajaja el tercer poema…aggggg será que estoy saturada de pruebas q acaban -scopia,pero este no me ha llegado…sigo fiel al momento morcilla…

      Petronila es un hacha y ya ha calado a Rosi y su hombre runner…a ver qué pasa…
      No sé porqué Ceferino no guarda mucho parecido con Paul Newman,verdad?

      Besos lilasssss

      1. Yo te había contestado, pero se ve que no le di bien al botón de publicar.
        Es verdad, este poema es de aggggg aunque para atenuarlo le ha puesto lilas, un detalle.
        Ceferino no se parece a Paul Newman pero tiene sus encantos. Mira Rosi cómo está de loquita por él.
        Besos, Carmen

  5. Petronila es diferente y me produce ternura, su manera de expresarse, de sentir, de emocionarse. Comprendo su indignación familiar, pero las cosas pueden gustar o no. Al menos su capacidad de improvisación sigue intacta, viendo lilas o al carnicero en una nube. Es curioso Paloma, porque en tus historias, consigo meterme por completo, no solo en las conversaciones, también incluso en las emociones. Y eso amiga, es mérito tuyo. Bueno… a Petronila también le doy algo de mérito, claro.
    Un abrazo Paloma.

    1. Me alegra mucho lo que me dices porque no tengo muy clara esta historia de Petronila, se me está yendo ella sola de las manos, jajaja. Bueno, al menos si sirve para que os riáis un rato ya la doy por buena.
      Gracias otra vez, Carlos.
      Y otro abrazo!!

  6. Y es que en el cielo,
    cada uno pintando,
    volutas en las nubes,
    los más íntimos deseos
    hasta que la tormenta
    los deja empapados
    calando hasta los sueños.
    Un abrazo.
    A Petronila, poetisa.

  7. “Es desolador lo homínidos que son”, jaja …
    Exactamente Petronila.
    Jaja, no puedo con esa especie de ¿haiku?
    Gracias por estos momentos.
    Resumo: ¡Genial!!!

    Muy feliz fin de semana y un beso, ¡muchos!

  8. Decía Rosalía de Castro que las musas se habían vuelto muy ramplonas, la familia de Petronila parece de la misma opinión, yo sin embargo sublimo con la metáfora de lilas por caries.

    ;))

    No dejas de sorprender.

    Un beso.

    1. No sé yo si un poco de razón tiene la familia y bastante razón Rosalía. Pero no todas las musas inspiran igual, las de Petronila puede que estén muy a ras de tierra.

      Besos, Ilduara.
      Y gracias!!

  9. En primer lugar nos gustan los textos y los libros cuando leendo los te da sensación de que escriben sobre ti, cuando te sientes totalmente identificado con el prtagonista. Pues, eso …lo mismo me pasa con mi familia, a nadie le interesa lo que escribo. Y cuando yo, emocionada y exsaltada en el momento de acabar algun texto mío que me parece genial, intento a leerlo a mi hija ella me mira con tanta lástima que se apaga todo mi entusiasmo….jajajajaj.
    Pese a todo , sigo llenando mis cajitas y voy a pedir a eladio una más , así que tiene un montón vacias. El poema es genial. Un abrazo , Paloma.

    1. Consuela saber que no es solo la familia de Petronila. Será el exceso de confianza, vamos a pensar que es eso.
      Y por supuesto, a seguir llenando cajitas si así lo pasamos bien.
      Un beso, Tatiana.

  10. Me encantó el título, muy ad hoc con Petronila y la imagen que ya comienza a proyectar, no importa para donde vaya la Petro, para donde sea será un festín para la risa. Un abrazo grande, feliz fin de semana

  11. No me extraña nada la indiferencia, la poca gente cercana que conoce mi pequeño rincón en la red no se pasa nunca y con las fotos que hago, pues lo mismo. A veces jode, claro, porque encuentras más cariño en la gente que apenas conoces o que sólo conoces en “virtual”.. no sé, hace tiempo que me quedo claro que al mundo le importo una mierda y desde entonces, bueno, no vivo mejor pero si vivo con más tranquilidad 😉

    Que conste que tampoco hablo de que te aplaudan cualquier tontería, pero una crítica minimamente constructiva… hija, no sé, como que anima un poco, ¿no?

    Cada vez tengo más claro que la Petro es un espíritu libre e inmarcesible…

      1. Petronila acabará siendo mi brújula moral, ya lo verás 😉

        muchas gracias, viene siempre bien ese cariño, sobre todo en estos días pasados por agua sin mucho que hacer.

  12. ¡Qué personaje Petronila, me encanta! Poesía con gastroscopias, implantes dentales y morcillas, a ver quién puede superarlo … Si es capaz de escribir una poesía con tres o cuatro “en plan”, su éxito como influencer estará asegurado. Un abrazo, Evavill.

  13. Muy nubible este texto tuyo. Siempre cambiante, bello y empático con el lector. Y siempre siempre una buena dosis de humor y poesía. Me encantas Paloma.

    Te leo todas las noches a dosis pequeñas pero ya se me está acabando tu libro… tienes que hacer otro 😉

    1. Hoy las nubes, más que pasar, se nos han echado encima con todo su contenido.
      Cómo llueve!!

      Gracias, Manuel 🙂 me alegra mucho que te esté gustando.
      No sé si tengo mucho más que decir. Si sale algo, que sea sin forzar. Así salió el otro, sin darme ni cuenta y sin pretenderlo.

      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.