Día: 25 abril, 2019

Una propuesta para la ONU

Buenos días o tardes, soy la Esme, una que reinaba en este blog y que ahora yace olvidada en un armario. Triste, pero es lo mismo que os va a pasar a todos vosotros, lo de yacer olvidados, digo, lo del armario seguramente no. Bueno, venga, a lo mejor yacéis recordados, no os quiero asustar,  quedémonos con las pequeñas ilusiones y alegrías cotidianas y no pensemos en los yacimientos que tampoco somos arqueólogos.

Yo tengo una ilusión que me anima mucho,  quiero que llegue el 26 de febrero, en él tengo puestas todas  mis miras. Es que me encantan los pistachos y  es su día internacional,  con eso os lo digo todo.  Lo siento mucho por la nuez de macadamia que supongo que estará celosa.

Pero vamos, que si no os gustan los pistachos y estáis pensando que vaya asco de vida sin alicientes, no os preocupéis,  hay días de sobra para  elegir y celebrar con regocijo.

Os digo unos cuantos que me he molestado en recopilar  para que os sirvan de enfoque y esperanza, aquí están:  el día de los Simpson, el de la croqueta, el del comunity manager (no tengo de esto, así me va), el del galgo (perro flaco tampoco tengo), el del orgullo zombie, el de las legumbres (muy sanas), el del soltero, el de la tapa (qué ricas), el del sushi, el del sol (aviso, da melanoma), el de las viudas ( lo a gusto que se quedan algunas), el de los asteroides (me gustan cuando caen), el de la relajación (muy necesario para poder soportar tanta celebración), el de la sonrisa y, justo al día siguiente, el de la depresión (por si a alguno no le encajaba lo anterior y se quedó descolocado), el del correo, el de las aves migratorias (lo bonitas que son cuando vuelan en uve), el de la costurera (yo antes cosía, ahora ya no), el del veganismo, el de la usabilidad (no entiendo este), el de el récord guiness (es el que sospecho que  quiere llevarse la ONU petando el calendario de  días internacionales), el del retrete o el del jaguar.

Y digo yo, como propuesta para que lo debatan en la asamblea general del citado organismo los ratos  que estén aburridos, ¿qué tal un día internacional del odio a los días internacionales?

Me vuelvo al armario, ya queda menos para el día internacional del pistacho. Qué felicidad!! Adiós.