Día: 11 junio, 2019

Y la luna también

Lo siento, soy Esme otra vez, tal vez estabais esperando un relato (ya son ganas) o noticias de la prima Petronila. Pues no, ni lo uno ni lo otro, lo único que os puedo decir es que Petronila se ha sentado debajo de un tilo, ahora que están en flor y son tan aromáticos, a escribir horrorosos poemas, confiemos en que nunca salgan a la luz. Y en cuanto a la prima de la prima, lo más seguro es que  esté escasa de inspiración. No me extraña, bastante ha inspirado ya, ahora que expire y deje hablar a los demás.

Un poco la entiendo, a mí me pasó algo parecido tras escribir el libro sin palabras,  me quedé tan en blanco como él y pasé unos días malos, malos, pero si ya lo tengo todo dicho, pensaba yo, ¿y ahora qué?  Ahora nada, la vida sigue, la vida siempre sigue hasta que se para.

El caso es que os traigo otra noticia que puede que os consuele si estáis envejeciendo y os han salido arrugas. No, no se trata de inyecciones de ácido hialurónico ni de la crema de baba de caracol.  He dicho consuelo, no arreglo ni timo. La noticia  es esta: la luna se está arrugando y empequeñece.

Tan poca culpa tengo yo de esto como del adelgazamiento de los libros. Son informaciones que una lee y comparte con todos vosotros. No me voy a quedar yo sola con esa desazón.

Pues sí, un análisis de más de doce mil imágenes capturadas por una sonda lunar ha revelado que la luna se encoge y aja cual pasa mientras que su interior se enfría. Pero como su piel no es flexible como la de la uva,   la corteza de la luna se rompe formando fallas de empuje, o sea, arrugas. Esto a ella le debe de sentar bastante mal, a nadie le gusta el deterioro, y reacciona enfadándose. Tanto se disgusta y se solivianta,  que se provoca lunamotos, algunos bastante potentes, de hasta cinco grados en la escala de Ritcher. Algo así como pillarse un rebote pero a escala lunar.

Y si la luna está viejuna, Mercurio está para los arrastres, todavía más encogido y achacoso, eso le pasa por haber tomado tanto el sol sin protección. Menudo sistema solar más pachucho que tenéis.

Libros sin hojas, lunas arrugadas, ¿qué será lo siguiente? Anda, mira, si esta es de hoy, desaparecen las plantas, 600 especies en los últimos 250 años.

Me vuelvo al armario antes de que queráis matar a la mensajera.

Adiós.