Y la luna también

Lo siento, soy Esme otra vez, tal vez estabais esperando un relato (ya son ganas) o noticias de la prima Petronila. Pues no, ni lo uno ni lo otro, lo único que os puedo decir es que Petronila se ha sentado debajo de un tilo, ahora que están en flor y son tan aromáticos, a escribir horrorosos poemas, confiemos en que nunca salgan a la luz. Y en cuanto a la prima de la prima, lo más seguro es que  esté escasa de inspiración. No me extraña, bastante ha inspirado ya, ahora que expire y deje hablar a los demás.

Un poco la entiendo, a mí me pasó algo parecido tras escribir el libro sin palabras,  me quedé tan en blanco como él y pasé unos días malos, malos, pero si ya lo tengo todo dicho, pensaba yo, ¿y ahora qué?  Ahora nada, la vida sigue, la vida siempre sigue hasta que se para.

El caso es que os traigo otra noticia que puede que os consuele si estáis envejeciendo y os han salido arrugas. No, no se trata de inyecciones de ácido hialurónico ni de la crema de baba de caracol.  He dicho consuelo, no arreglo ni timo. La noticia  es esta: la luna se está arrugando y empequeñece.

Tan poca culpa tengo yo de esto como del adelgazamiento de los libros. Son informaciones que una lee y comparte con todos vosotros. No me voy a quedar yo sola con esa desazón.

Pues sí, un análisis de más de doce mil imágenes capturadas por una sonda lunar ha revelado que la luna se encoge y aja cual pasa mientras que su interior se enfría. Pero como su piel no es flexible como la de la uva,   la corteza de la luna se rompe formando fallas de empuje, o sea, arrugas. Esto a ella le debe de sentar bastante mal, a nadie le gusta el deterioro, y reacciona enfadándose. Tanto se disgusta y se solivianta,  que se provoca lunamotos, algunos bastante potentes, de hasta cinco grados en la escala de Ritcher. Algo así como pillarse un rebote pero a escala lunar.

Y si la luna está viejuna, Mercurio está para los arrastres, todavía más encogido y achacoso, eso le pasa por haber tomado tanto el sol sin protección. Menudo sistema solar más pachucho que tenéis.

Libros sin hojas, lunas arrugadas, ¿qué será lo siguiente? Anda, mira, si esta es de hoy, desaparecen las plantas, 600 especies en los últimos 250 años.

Me vuelvo al armario antes de que queráis matar a la mensajera.

Adiós.

 

 

 

Anuncios

44 comentarios en “Y la luna también

  1. “Tras escribir el libro sin palabras, me quedé tan en blanco como él”… ja ja ja.
    Hala, lunamotos, qué fuerte (por el vocablo apúntate un diez). Suena extraño pero tiene toda la lógica. Todo es cambio constante, entonces. Imposible hacer una fotografía estática de la realidad. En realidad, cuando captamos algo, es ya el pasado. ¡¡Toma ya!!
    Esme… ¿no has pensado en presentar currículum en el Muy Interesante o el National Geographic?

    1. Parece que no, pero escribir sin letras es agotador. Te quedas sin nada más que añadir, jajaja.
      Me gustaría que se me hubiera ocurrido a mí lo de “lunamoto”, pero no, es de la Nasa. Siempre pisándome las ideas, grrrrrrr.
      Cambia, todo cambia…una canción muy bonita de Mercedes Sosa, creo.

      1. Jajaja. Ah, vale… “Shrinking Moon May Be Generating Moonquakes – NASA”. Moonquakes, pero me parece que lunamotos como traducción debe ser cosecha tuya…
        -Lunamotos… no tiene nada que ver con Pablo Motos, ¿no?
        -A mí lunamoto me suena a un samurái japones con muy malas pulgas.

  2. Como siempre dije: “la Esme me puede…!!!!!!””
    Me pregunto cómo hace para mezclar en un texto que resulta excelente al ácido hialurónico, a la baba de caracol y a los lunamotos…
    Gracias, Paloma!!!

  3. Vamos hacia un mundo minimalista, sin plantas y con la Luna empequeñeciendo … Quería preguntarte una cosa, Evavill, voy a tratar de hacerlo sin dar muchos datos por si no quieres que se sepan. Estoy leyendo tu libro y disfrutando muchísimo, como siempre que te leo en el blog, bueno yo diría que aún más porque hoy me ha dado por pensar que a lo mejor somos del mismo barrio, incluso de la misma calle. No sé cuanto hay de biográfico y cuánto de ficción en tu libro pero hay algunas cosas que me han hecho pensar: el descampado, los gitanos, dos hermanos que no paraban de jugar al fútbol y, sobre todo, “la camioneta”. No eran muchos los autobuses urbanos que había en Madrid que no fueran de la EMT y menos aún conocidos con ese nombre coloquial (también el de “Dili”, de “Diligencia”). En fin, que he llamado a mi hermana y a mi madre a ver si se acordaban de algo más. Yo jugué al fútbol con dos chicos de apellido Mozo (no me acuerdo del segundo apellido), incluso mi hermana fue a clase con el segundo y no me acuerdo bien si yo con el primero o era un año mayor que yo … ¿Vivías en una casa que estaba enfrente de un bar donde, en su día, hubo además una frutería? A lo mejor son todo imaginaciones mías, pero llevo todo el día pensando en ello. Por supuesto, no contestes si no quieres, entiendo que quieras mantener a salvo tu identidad. Saludos.

    1. Hola, Raúl
      Lo primero gracias por estar leyendo el libro, que me hace muchísima ilusión.
      Y ahora te hago las confesiones. El barrio era Ciudad de los Ángeles, al lado de Villaverde. Creo recordar que enfrente de mi casa había un bar que se llamaba Pema, de lo de la frutería no me acuerdo. Los hermanos seguro que no eran los mismos y…ya no te revelo más, jajaja.
      Ya me dirás si era ese también el tuyo. Todos esos barrios de la periferia se parecían un poco, así que tampoco me extrañan las coincidencias.
      Más Saludos!!

      1. ¡Qué pena! No, yo te hablaba de un barrio de la zona del Paseo de Extremadura … Por un momento pensé que podían ser los dos Mozo que conocí, y que hablabas de mi barrio pero, es verdad, hubo una época en que los barrios obreros se parecían, y todos decíamos con orgullo aquello de: “soy de barrio”. Por cierto tengo familia en la Ciudad de los Ángeles …

      2. Lo que me ha hecho gracia es lo de la “camioneta o diligencia”, que llamaran igual a los autobuses desde otros barrios.
        Me alegra un montón que te esté gustando.

  4. No…
    No………
    No voy a hacer caso.
    Además yo he escrito hoy sobre la luna.
    Es mi novia secreta… chincha rabiña que tengo una piña que tú no la tienes, jajajaja

    Y si envejece me da igual, yo la llevaré siempre conmigo de paseo sideral.

    😛

    Besos.

    1. Vale, Toro.
      Para ti siempre joven y bella.
      La verdad es que de lejos no se le notan nada los achaques, sigue tan guapa y seductora como siempre.

      Que disfrutes del paseo sideral 🙂

      Besos

  5. Hubo un tiempo que soñaba que la luna se acercaba mucho a la Tierra, como una especie de apocalipsis.

    Para mi siempre será bella y enigmática, con arrugas o cráteres profundos.

    Besos.

  6. Iba yo pensando que si hablaba de la Tierra ya nos deprimíamos y mira, le tocó al final.
    A mí me da igual que aparezca la Esme, Petronila, la prima o quien sea; las disfruto a todas. 😉
    Un besote

  7. Parece que todo va adelgazándose, empequeñeciendo, arrugando… en fin, son tantos años ya.
    DE todas formas, la seguiré contemplando joven y tersa, llena de luz y bien acompañada de las estrellas.
    Mis recuerdos, Esme.
    Besosssss
    PD. Me gusta más leer las noticias de Esme que las de los periódicos

  8. No lo sientas Esme, por malas que sean las noticias, mucho peor es verse condenado por tu ausencia. Así que, sal del armario ese con la faz orgullosamente alzada. Lo de la Luna debe ser una cosa estacional, en verano todos deberiamos beber más agua. Parece que ahora todo quisque quiere publicar un libro blanco sobre infinidad de temas, creo que marcar tendencia es signo de originalidad. Un beso.

    1. Lo contenta que se va a poner Esme con tu comentario, no sé si tanto que ya no va a dejar sitio a nadie más. Es un poquito acaparadora además de original.
      Así que lo de la luna se soluciona con agua. Menos mal!!

      Otro beso para ti

      1. Claro, en cuanto caiga un meteorito bien gordo de esos que son de hielo, se hace un lifting de primera y a buscar novio. La Esme será perfecta pero seguro que le gustaría serlo, como nos pasa a todos. No te parece?

  9. Se nos escapa la vida y todo lo que creíamos firme no era más que maquillaje cutre y cuarteado… quizás siempre ha sido así, lo que pasa que ahora todo esta más medido y no puede una enfriarse a gusto sin tener un millón de cámaras atentas al más mínimo detalle…

  10. Me divirtió mucho Esme con sus noticias, muy buenas a parte, sensacional, la forma de trasmitirlas, todo se hace viejito en esta vida y desaparece, la contrataría para un informativo de noticias exóticas, un abrazo

    1. Todo lo que vive envejece y muere pero hay ritmos tan largos para nuestra vida humana que nos parece que no se modifican. Eso está bien, da sensación de estabilidad.
      Estaría encantada la Esme de presentar ese informativo exótico.
      Gracias, Themis.
      Abrazo

  11. ¡Qué de especiales son las apreciaciones de la Esme! Me alegró saber que no soy la única que se va arrugando… 😞 (consuelo de muchos…) Que salga del armario las veces que quiera, siempre será bienvenida.
    ¡Un abrazo!

    1. Nada ni nadie parece librarse, por un lado consuela, sí. Por otro no tanto.

      Gracias de parte de Esme por tan buena acogida. Si por ella fuera se adueñaría del blog.

      Besos, Sari.

  12. Muy bueno,qué juego da el libro vacío eh…me encanta ese recurso.
    Yo veo muchísimas cosas encogerse o vaciarse,no sé si será la edad.
    Pero luego veo otras tan hermosas…no sé si será mi corazón.
    La luna con sus arrugas y todo me parece tan pteciosa cuando la miro…

    Besos lunáticos.

    1. En el mundo hay tanta belleza como fealdad.
      Y tienes suerte de tener un corazón y una sensibilidad que te permite apreciar lo bueno y bello.

      Es que la luna es preciosa, por lo menos de lejos.

      Besos, Carmen

  13. Quizá deberías llevar a Esme a dar un paseo por la sierra de Guadarrama. Que suba al monte Abantos y contemple el magnífico paisaje o, si es de noche, las estrellas. Va a acabar pillando una depresión, y nosotros también.

    1. Ya sospechaba Esme que esta noticia no os iba a gustar. Aunque si lo piensas es de lo más normal, la luna no escapa a las leyes de todo lo que existe.
      Lo del paseo no es mala idea de todas maneras.

  14. Oh…tu Esme me ha estropeado todas mis ilusiones para pasar este fin de semana la noche romántica bajo la Luna llena . Es que ya no pienso en otra cosa más…¿¡ La Luna envejece y que va a pasar !? . Es decir ¿sobrevivirá hasta el proximo finde? Un beso para las dos.

    1. Mujer, yo creo que te da tiempo a tener una cena romántica bajo la luna durante todos los fines de semana de tu vida.
      El envejecimiento de los satélites es lento 😉
      A disfrutar!!

      Besos míos y de Esme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.