Día: 25 septiembre, 2019

Poema de otoño pequeño y redondo

 

Este era un poema vacío
pequeño y redondo.
Como todo poema vacío
contenía infinitas  versiones de sí.

Le llovió encima
y se volvió un poema de agua,

pequeño y redondo.

Por la  noche entró una estrella

temblaba dentro.

Por la mañana lo atravesó una rama,

un mirlo se acercó a mirar

y el poema se iluminó de pico  naranja.

Perdió la rama , se quedó solo.

Esperó en acuático silencio

y al rato, con un alegre plas…

¡cuatro castañas!

Ahora es un poema de otoño

pequeño y redondo

una hormiga diminuta ,que lo considera enorme,

se lo está leyendo.

20181013_111737