El vivir a todo se ha de preferir

El título de esta entrada es un refrán y me parece que lo mismo vale para los humanos que para nuestro mayor enemigo en este momento, no hace falta que lo nombre. He estado leyendo sobre los de su especie y mi gran conclusión, digna de premio,  es esta: ¡qué extraña cosa es un virus!

No digo qué extraño ser porque en realidad un virus no está vivo del todo y por lo tanto no entra en la categoría de ser, aunque sea, puesto que existe. Ya me estoy liando y acabo de empezar.

Los científicos los llaman “organismos al límite de la vida”.  Son vivos en potencia o muertos con posibilidad de resurrección, ¿ como muertos  vivientes? Algo así.

Un  virus es un algo,( perdón, organismo),  muy básico. Por fuera tiene una apariencia de lo más simplona,  un núcleo  de material genético envuelto en una capa protectora de proteína o grasa. Ya está, si le pasas un trapo con lejía o agua y jabón,  se acabó el organismo al límite de la vida, cruzó la frontera.  Pero, aparte de que no es tan fácil eliminarlo dado que se multiplica y su minúsculo tamaño lo hace invisible, en ese núcleo hay contenida mucha inteligencia primordial y un impulso muy fuerte, el mismo que anima a todo lo que existe: vivir.

El virus quiere vivir  y para ello necesita de otros. Y no solo quiere vivir sino que también quiere multiplicarse. Su objetivo primero y último es crear copias de sí mismo para perpetuarse. Como esto no lo puede hacer sin ayuda se introduce en las células de otros organismos y las reprograma  para que en lugar de cumplir sus funciones cumplan las que a él le interesan: producir muchas copias de sí mismo.

Lo que ya no entiendo es por qué algo tan poco interesante tiene esa necesidad de seguir vivo y de hacer copias de sí mismo como un loco,  por qué es tan egocéntrico y ansioso, ¿qué placer obtendrá en ello, qué ganancia?  Tal vez tengan alguna utilidad que se me escapa pues solo soy capaz de ver el sufrimiento que nos está generando.

Puede que si es que existen seres mucho más complejos y sofisticados que los humanos piensen lo mismo de nosotros, en el caso de que se detengan a estudiarnos.

Y regresando así de golpe a mis vecinos,   monsieur y madame Cernicale, (me ha dado por pensar que son halcones franceses),  tengo alguna novedad de la que os hablaré otro día. Ellos también quieren vivir y reproducirse como todo bicho viviente pero tampoco lo tienen del todo fácil. Otros con las mismas intenciones les disputan los tejados.

 

 

 

 

 

36 comentarios en “El vivir a todo se ha de preferir

    1. Ya veo que prefieres el tema pájaros y lo entiendo.
      Tenía curiosidad por saber qué es lo que nos ataca y entenderlo. Sigo sin entenderlo del todo.
      Ya te contaré otro día lo que pasa por los cielos y tejados 😉
      Besos, Luna

    1. Bueno, no sé yo si será lo mismo.
      Pero puede que sí tengan algún tipo de satisfacción replicándose. O son un error, si es así son un error muy numeroso.

      Besos, Carlos

  1. El instinto básico y principal de todas las especias de la naturaleza -sobrevivir- es igual para todos los organismos de los más simples hasta los más complejos. Y de momento es muy dificil decir quien es más habil en plan de sobrevivencia ,los más complejos/ listos o los más simples. Un abrazo.

  2. Entiendo eso de que se obstina en vivir y reproducirse ¿quién no lo desea? Pero… ¿porque no se van a otro planeta a hacerlo y nos dejan a nosotros en paz?
    Un abrazo muy fuerte, Paloma y espero que estéis bien.

    1. Es lo que se llama- simbiosis – ” El término simbiosis se aplica a la interacción biológica, a la relación estrecha y persistente entre organismos de diferentes especies.”
      Quizá tampoco podríamos sobrevivir sin ellos . Todo esta bien pensado en la Naturaleza. Un abrazo.

    2. A mí también me gustaría que eso sucediera. Pero nos tenemos que aguantar.
      Estamos bien por ahora. Gracias, María.
      Deseo que tú y tu familia también.
      Un beso grande

  3. Quizás nosotros no seamos más que unos virus con ínfulas de ser algo más…en vez de un único instinto primario tenemos muchos, a veces contradictorios, que son los que guían todas nuestras decisiones…

    Hay otra cosa curiosa, y es que los virus no les interesa que su anfitrión mueran porque eso supondría también su muerte, los mejores virus, los más adaptados, te putean sin matarte del todo. En realidad, este que nos ha tocado ahora, ni tan siquiera es interesante, si quieres una auténtica historia de miedo te dejo con este:

    https://www.abc.es/ciencia/abci-escalofriante-historia-detras-caracol-colores-viral-zombie-201908200129_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

    Quizás lo conocias.

    1. Madredelamorhermoso!!! Es terrorífica la historia del caracol.
      No la conocía, no. Y por lo que he leído en tu enlace se dan bastantes casos parecidos en otros animales.
      Lo que también leí ayer es que los que más daño hacen son los que saltan de una especie a otra, como ha pasado con este que nos está avasallando.

  4. Lo has explicado bastante bien. Déjame “ampliarlo” un poco… es como dices, hace ya unas cuantas semanas que escuché este interesante dato: hay un debate dentro de la comunidad científica, en cuanto a considerar o no a los virus como seres vivos. En realidad es como dices, un fragmento de ARN (creo que no es ni ADN) que contiene información genética. Por eso engañan a las células, infiltrándose y haciendo que la célula lo reproduzca (creyendo que es su propio ADN). La célula replica ese ARN invasor.
    Es también como dice Beauséant: al virus no le interesa matar a su huésped, sino replicarse cuanto más mejor, y eso significa infectar para propagarse, claro. Exactamente esto explicó Antoni Trilla (que es especialista y uno de los que asesora al gobierno ahora, no desde el principio). Y lo explicó en televisión. Es por esto también que los murciélagos son un reservorio natural para los virus, un ser idóneo para ellos. Los murciélagos tienen cierto nivel de estrés continuo, y su metabolismo se activa por las noches (salen a cazar), eso les hace más tolerantes a los virus, que no los matan. Y eso al virus le viene bien. Es como una cohabitación perfecta. Además los murciélagos viven y duermen muy juntos, etc.
    Otra cosa importante es que la destrucción generalizada de la naturaleza, hábitats, etc., hará que más virus salgan de su entorno y que se produzcan nuevas pandemias, que las habrá, seguro. De hecho de esa posibilidad ya venían avisando los expertos desde hace años. Hasta que ha pasado. La presión del ser humano sobre ciertos animales, la cercanía, y ya no digamos cazar y comerse animales salvajes o exóticos (muy extendido no solo en China, en casi toda Asia) aumenta las probabilidades muchísimo, de que los virus salten a los humanos (murciélago-pangolín-humano, por ejemplo).
    Bueno, pues sí, parece que esa forma al límite de la vida tiene un tremendo impulso o fuerza por sobrevivir. Qué es la vida, y si nace de algo puramente químico (o moléculas) creo que es un debate o asunto que aún no se ha cerrado del todo. Microorganismos en hielos, otros planetas, desiertos, salinas o fondos abisales han dejado asombrados a muchos científicos. Lo cual demuestra que la vida es mucho más resistente de lo que pensamos.
    Te dejo. Parezco un biólogo dando una conferencia, por Dios. Bueno, el tema me interesa. Llevo días leyendo bastantes artículos.
    Ayer pensé en tu entrada porque La Vanguardia hablaba de vecinos de Pedralbes que avistan halcones peregrinos en los árboles del barrio. Y ahora acaba de salir en la tele… una manada de caballos en una pista de esquí en Sierra Nevada, creo.
    Ciao.

    1. Y… la sopa de murciélago, eso que te comenté medio en broma un día… parece que no es tanta broma, para nada. Parece que en China los consumen. Leí que en cierta comunidad, o poblaciones (no recuerdo si era en China) consumían murciélagos frugívoros (será que se alimentan de frutas, supongo), pero en cantidades considerables. Es algo casi cultural, o muy asumido. Igual que allí comen perros y gatos, creo. Todo ese consumo de animales silvestres entraña un gran peligro, claro…

      1. Es bastante asqueroso, he visto imágenes. Pero lo cierto es que nuestras raciones de oreja con tomate, por ejemplo, también tienen lo suyo.

      2. Pues yo no he visto imágenes, ni ganas. La verdad que sí, hay muchos platos que dan repelús. En cuanto a la sopita me pregunto… ¿Avecrem? ¿Gallina Blanca? ¿La venderán en sobres?

  5. Releo y “egocéntrico y ansioso”… jajajaja, eso sí que es bueno. Pobrecillo, el virus no creo que tenga ego. Pero… ¿ves? un virus sí que plantea una serie de dilemas que demuestran lo limitado del pensamiento humano. Tú misma lo esbozas en el texto: ser frente a simplemente existir. “Ser” como ente es abstracto, en cualquier caso (el humano también), pero como verbo o acción es coherente. Después tenemos bueno, malo, moral, inmoral…
    Leí de pasada unas observaciones… que el bacilo de la peste podía permanecer latente, literalmente dormido o hibernando, incluso durante años, para resucitar de nuevo. En muchos tipos de objetos, creo que incluso ropa. Eso sí que acojona de verdad.

    1. Calla, calla. No me asustes más.

      El virus se quiere mucho a sí mismo.
      En eso nos parecemos porque todos queremos lo mejor para nosotros.

      (Se han descolocado las respuestas, perdón)

  6. Fueron programados para hacernos la vida de a cuadritos si nos desviábamos, eso sí este es bien un virus para este tiempo, para mostrar la sociedad en la que vivimos y que llegó para quedarse, mutar y desarrollar nuevos. El problema mayor es haber destruido los ecosistemas en donde habitaban y dejarlos sueltos al viento……un abrazo, me gustó la visión del maldito ególatra, logró encerrar a un mundo.

  7. Te voy a dar números víricos:

    En el año 1000 había 500 millones de virus
    En el año 1900 había 1000 millones de virus.
    En el año 2015 había 8000 millones de virus.

    En un crecimiento exponencial. Consumiendo dada vez más recursos. Matando a todos los seres que tiene a su alrededor.

    Y por supuesto que quiere seguir vivo por muchos años y tener descendencia (no todos).

    Por supuesto, sabes de qué virus te hablo…

    Cuando te asomes por la ventana y veas Madrid que brilla más, que huele más, que es más transparente piensa ¿Quién mata a quién?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .