Callar puede ser una música (un poema de Roberto Juarroz)

20200802_221249

 

Callar puede ser una música

una  melodía diferente

que se borda con los hilos de ausencia

sobre el revés de un extraño tejido.

La imaginación es la  verdadera historia del mundo.

La luz presiona hacia abajo.

La vida se derrama de pronto por un

hilo suelto.

Callar puede ser una música

o también el  vacío

ya que hablar es taparlo.

O callar puede ser tal vez

la música del  vacío.

31 comentarios en “Callar puede ser una música (un poema de Roberto Juarroz)

  1. Me fuiste llevando a otra poesía, que se complementan y juntas hablan de un todo que nos abre la puerta del conocimiento, aquí te la dejo, un abrazo grandote

    Silencio

    [Poema – Texto completo.]
    Francisco Luis Bernárdez

    No digas nada, no preguntes nada.
    Cuando quieras hablar, quédate mudo:
    que un silencio sin fin sea tu escudo
    y al mismo tiempo tu perfecta espada.

    No llames si la puerta está cerrada,
    no llores si el dolor es más agudo,
    no cantes si el camino es menos rudo,
    no interrogues sino con la mirada.

    Y en la calma profunda y transparente
    que poco a poco y silenciosamente
    inundará tu pecho de este modo,

    sentirás el latido enamorado
    con que tu corazón recuperado
    te irá diciendo todo, todo, todo.

  2. Me encanta, hay un miedo al vacío tan grande como el anhelo de él, el saberte cómplice en la profundidad del silencio, con todo y lo que -irónicamente- expresa y omite al mismo tiempo.
    Excelente elección. Gracias por compartir.

  3. Callar acaba siendo una trampa y ese tipo de silencio una melodía triste y una tirita de las que se mojan y…
    Porque el tiempo no vuelve y la vida no espera.

    Besos melódicos!

    No sé si me he ido por los Cerros de Úbeda o qué…te leo desde los cerros de la playa 😂

    Me ha gustado el poema,gracias,no conocía al autor.

    1. No sé si se refiere a eso el poeta, yo no lo he interpretado de ese modo, pero da igual. Todos somos subjetivos al leer y está bien que así sea.
      Claro, ese silencio del que tú hablas no es bueno.
      Gracias, Carmen
      Besos!!

  4. Toro tiene razón, pero los silencios compartidos, esa confianza que se tienen dos personas que no necesitan hablarse, llenar los huecos como quién enciende cigarrillos por tener algo que hacer, es algo muy bonito… y complicado de lograr.

  5. Muy bello el poema y estoy totalmente de acuerdo con lo que expresa. Aunque la mente puede tener una actividad frenética e imparable (“la mente de la mona loca”) en verdad su verdadera naturaleza es el silencio, la paz y la observación, entre otras muchas cosas. Todo ello va estrechamente relacionado, claro, por no decir que en esencia es lo mismo. El silencio es a la vez instrumento y resultado de expandir la conciencia. El silencio es una de las llaves para esa profundización, porque es inclusivo y te lleva a comprender que “eres Todo”.
    Dices en un comentario que le tenemos miedo y solemos taparlo con palabras. Es curioso, porque las palabras y los conceptos también cansan, y mucho. Por lo menos llegado a un punto de mi vida mi mente me pide, o necesita, silencio casi absoluto, porque es su naturaleza. Decir que la naturaleza del océano es una tempestad o el oleaje es un poco tramposo y falso, porque también existe la mar en calma.
    Bueno, como te imaginarás hablo del silencio en todos los sentidos, el exterior y el interior. Hay una frase muy hermosa que siempre me ha gustado: “el silencio es la verdadera elocuencia”.
    Por cierto que también es muy acertada y célebre la frase «De lo que no se puede hablar es mejor callarse» del filósofo austriaco Ludwig Wittgenstein. Buscándola ahora fíjate qué párrafo tan brillante he encontrado. Lo copio…
    «Una reflexión profunda acerca de lo que podemos entender y no entender, de qué está a nuestro alcance comprender y nombrar, de qué es aquello de lo que podemos hablar y qué es aquello que debemos aceptar como incognoscible, terreno del silencio. No ya en el mundo, sino incluso en nosotros mismos. (como es arriba es abajo)».
    Besos.

  6. Existen personas que son más elocuentes en sus silencios que en sus palabras, el problema es que cuesta más encontrarlas. Se necesita ese tipo de complicidad que sólo se logra con el tiempo, con muchas cosas compartidas.

    Me ha gustado mucho, gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .