El trastero (un poema de Mary Oliver)

 

20181124_124504

“Cuando me mudaba de una casa a otra
había muchas cosas para las que no tenía espacio
¿Qué podía hacer?
Alquilé un trastero y lo llené.
Los años pasaron.
De vez en cuando iba allí y miraba,
sin que nada ocurriera, ni una sola
punzada en el corazón.
Cuantos más años cumplía, las cosas que me importaban eran cada vez menos, pero más importantes.
Así que un día rompí el candado
y llamé al basurero.
Se lo llevó todo.
Me sentí como el burrito al que
finalmente quitan la carga de encima
¡Cosas!
¡Haz un hermoso fuego!
¡Habrá más espacio en tu corazón para el amor,
para los árboles!
Para los pájaros que nada poseen- razón por la que pueden volar.”

 

 

45 comentarios en “El trastero (un poema de Mary Oliver)

  1. Deshacerse de cosas es un ejercicio mental muy sano. Justo hoy tenemos limpieza del trastero.
    Se lo voy a pasar a mi madre que hoy va a cambiar su cama de cuando se casó y lo está pasando fatal. Se le juntan recuerdos buenos y malos. Necesita mucha comprensión y delicadeza. Está viviendo un duelo duro.

  2. Hice limpieza en el trastero este verano, tiré infinidad de cosas, me sentí liberada, no era consciente de que suponían una losa tan grande.

    Un beso.

  3. No, todo no…hay ciertas cosas las que sin tener valor alguno te llenan el corazón de los recuerdos preciosos. Es que hice tantas mudanzas involuntarios en mi vida perdiendo practicamente todo y me da mucha pena por ciertas perdidas. Desde luego , el poema no nos habla literalmente del mundo material sino una metafora . Un precioso poema. Un abrazo.

  4. Estoy totalmente de acuerdo con Madera de Bloj. Este fin de semana lo he pasado colocando libros en mi nueva estantería, quitándoles el polvo, ordenándolos y descubriéndolos de nuevo. No es fácil saber lo que hay que tirar en un momento determinado, ni la importancia que entonces concedes a los recuerdos. Un poema muy bonito, Evavill. Saludos.

    1. Me esta pasando en los cincuentas y no por seguir a la Mariquondo esa que en cuestión de libros me estoy liberando de muchos que no me aportan nada, pero estoy empezando a valorar los que me gustan de verdad… Igual me pasa con la música, hace poco saque una bolsa con cds a la basura para que alguien los vendiese y se pudiese comprar algo.. Pero esta mañana he aparecido con unos cuantos vinilos para llenar ese hueco…
      Yo tambien tengo ese trastero que cualquier día termino de vaciar, pero cuesta tanto a veces desprenderse de los recuerdos… Muy bueno

      1. Jajaja, me río de lo de la Marie Kondo, o como se llame. Pues con la tontería del orden se está forrando. Yo a tanto no llego, me gusta tirar y hacer limpiezas pero, como tú dices, enseguida vuelvo a rellenar los huecos.

      2. Si es que como en habiendo hueco… Mi madre es una esperta, en llenar todas las paredes y hasta ha empezado a colocar mesillas en los pasillos, para que tengamos que cuidar al pasar y no nos llevemos alguna imitación de Lladro o anticuaria al suelo…

      3. Hay veces en las que no te queda más remedio que tirar cosas, generalmente por mudanzas, por problemas de espacio … Siempre que me he visto en una situación así al final lo he gestionado mal y me he desecho de cosas que, con el paso del tiempo, al final echo en falta.

  5. Seguramente es una anécdota apócrifa. Se cuenta que Sócrates entró en un mercado, se paseó y exclamó: “¡Cuántas cosas no me hacen falta!” Las cosas acaban convirtiendo nuestra vida en un trastero. Belleza y verdad se aúnan en este poema. Una no puede ir sin la otra.

  6. El poema es precioso, me anoto a la autora, la buscaré.
    Guardamos demasiadas cosas, de algunas cosas cuesta más desprenderse, pero es un ejercicio muy sano liberarse de lo que realmente no nos hace falta.
    Mi madre diría: el que guarda, halla.
    Feliz noche, Paloma.
    Besosss

    1. Es muy buena, creo que te gustará mucho.
      La frase de tu madre se refiere al orden, creo. Las madres casi siempre sabemos dónde está todo. Será porque somos las que guardamos.
      Besos!!

  7. Me encanta esta poeta y no conocía el poema.
    No guardo demasiado, pero si lo guardo es que es muy importante para mí.
    “Necesito pocas cosas, y lo poco que necesito, lo necesito poco”, decía san Francisco de Asís..

    Sigo …
    ¡Un beso! Un disfrute …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .