La habitación de la Morganina

La Morganina todavía no ha nacido y ya tiene unos aposentos que ni la reina de Saba. Le han puesto un cuarto tan reprecioso que me paso el día entrando a limpiarlo, aunque no haya mucho que limpiar, para extasiarme ante tamaña belleza. Lo miro y lo admiro, lo recorro de un lado a otro, recoloco lo que ya está colocado y me dan ganas de quedarme a vivir.

Estaba esta mañana sentada en un sillón que le han puesto a los pies de la cuna y mirando un árbol que le han pintado en la pared del que salen volando pajarillos, pintados ellos también. De paso reflexionaba sobre la suerte de cada uno según el sitio dónde le haya tocado nacer y en lo injusto que ese azar es, a unos los deja caer a la intemperie, en la mismita vía de un tren, y a otros en un cuarto con todas las comodidades. Iba a seguir con mi reflexión cuando me ha descubierto la madre de la neo nata en tan poco profesional postura.

¿Se puede saber qué haces ahí sentada con la de cosas que tenemos que hacer? Como ha dicho tenemos y no tienes he pensado que igual se iba a poner conmigo a pasar la mopa. Los escritores de verdad son muy raros, siempre están buscando nuevas experiencias para luego poderlas plasmar en sus narraciones y no resultar repetitivos.

Estaba mirando el árbol, he respondido con toda sinceridad, es que ha quedado muy bonito, me gusta muchísimo el cuarto con esas paredes lilas y los muebles y las cortinas de flores y el cambiador y los muñecos y la alfombra y el sillón, todo.

Se ve que la he ablandado un poco porque solo ha dicho, bueno, bueno, no pierdas más el tiempo que este mes se nos acumulan las tareas. Otra vez ese plural sospechoso. Me veo planchando a cuatro manos y no sé si me va a gustar porque yo, mientras plancho, pienso y si tengo al lado a la jefa mis pensamientos ya no van a circular con tanta libertad y lo mismo hasta le tengo que dar conversación. Pero podríamos hablar de literatura, tendría una profesora particular de lo más cultivada.

De momento, por darle conversa, le he preguntado, ¿y para cuándo va a nacer la Morganina? Huy, cómo se ha puesto, que no se me ocurriera llamarle así, que bastante tenía ya con que al niño le hubiera endosado el horror de Jacobín, que su nombre va a ser Morgana y que no se lo deforme de mala manera con esos diminutivos tan paletos.

El caso es que la Morganina nacerá en noviembre si todo se desarrolla en los plazos previstos.Con esa información en mi poder me he puesto a hacer los baños dejándole el estropajo azul a la Patricia en un borde del barreño. Ahí se ha quedado el pobre, mi jefa se ha debido de arrepentir de su idea de trabajar conmigo a pachas porque se ha tumbado en el sofá con las piernas en alto. Nada de clases particulares de letras por el momento, qué desilusión.

Y mientras yo fregaba en soledad y ella se echaba la siesta del carnero, el Jacobín ha entrado en el cuarto de ensueño de la Morganina, se ha metido dentro de la cuna, ha volcado en el suelo un frasco entero de colonia infantil, se ha quedado en pelotas y ha pintorrojeado un amago de dinosaurio encima del árbol de los pajarillos.

Para mí que o no le van los aposentos tan femeninos o que está marcando territorio.

Anuncios

23 comentarios en “La habitación de la Morganina

  1. El lugar donde nacemos determina nuestro destino, sin dudas. Morganina tendrá un buen karma aparentemente, salvo por el Jacobín que será su pinche tirano, como diría don Juan Matus. Aún con un frasco de la mejor colonia infantil o con la colonia como arma y escudo, y en pelotas, claro, como cualquier hijo de vecino.

    Un saludo cariñoso para ti desde Argentina.

    1. Eso mismo he pensado yo, que a la Morganina le espera el paraíso terrenal pero con uno de esos “maestros” que te pone la vida para que no todo te sea demasiado fácil ni propicio. Un saludo, Bella.

  2. Como nombre de hada, Morgana está muy bien, pero para una niña… Sospecho que le creará un trauma importante llevarlo a cuestas.
    Cuando he leído lo que ha hecho Jacobín, he cerrado los ojos como si estuviera viendo acercarse a Jason Voorhees a un grupo de amigos tendidos al sol. ¡¡La que le va a caer al niño cuando la histérica de su madre lo vea!! ¡Esto nos lo tienes que contar con pelos y señales! 😀 😀 😀

  3. Morganina es más bonito, diga lo que diga su madre. O la podemos llamar Nina, como la Nina Simone. Y en cuanto al Jacobín, mira que compararle con un asesino en serie…sólo está un poco celoso y eso que todavía no tiene delante a la causante de sus celos. Ya veremos después.

  4. Jacobo o Morgana es igual de bonito que Jacobín o Morganina. Lo que los hace feos son las bocas de las personas cuando los nombran. En la tuya siempre será bello.
    Ay, tengo una teoría que le podías preguntar a la madre de Jacobín:
    ¿Quien es tonto normalmente siendo padre/madre lo es más?
    A mí me da la impresión que sí, es como un elemento multiplicador, pero estoy recopilando información.

    Besos baobab

    1. Gracias, bosque baobab, tus palabras sí que son bellas. En cuanto a la paternidad/maternidad y el entontecimiento, podría ser o solo es que se hace más visible. Pero no tengo datos científicos que lo demuestren. Tú investiga.

  5. Pero me queda faltando la reacción de la Patricia ante el ataque de Jacobín a los aposentos de la aún no llegada Morganina. ¿Siguió en su rollo zen? ¿Se puso a limpiar ella con esa nueva afición por las tareas solidarias? ¿Le echó una bronca de órdago? Se me quedan muchas incógnitas sin resolver. Jajajaja. Besotes!!!!

    1. Tengo que dejar algún que otro enigma para mantener la atención, compréndelo, pero tus dudas serán aclaradas. Esto es como tu viaje a Asturias, no puede contarse todo de golpe, quedaría demasiado largo.

  6. Y otra vez creando un evento a partir de la naturalidad…..ay adoro la magia de lo cotidiano, y por cotidiano no niego lo mágico. Precisamanete borramos la magia de lo cotidiano cuando pretendemos crear un espectáculo de un don de la naturaleza.

  7. Patricia es como el todos los priores o abadesas de todos los conventos conocidos.
    “Ha dicho el padre prior que cabéis, que reguéis, que podéis, que limpiéis y subamos a comer”
    Pero lo de Morganina hay que reconocer que suena como estricnina o algo así. Que ya con Morgana va bien servida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s